Skip to Content

¿Al utilizar una moto con sidecar varían las condiciones de mi seguro?

hombre en sidecar
La palabra sidecar proviene del inglés y significa literalmente al coche del costado: “side” (lado) y “car” (coche). Este invento que se comenzó a popularizar después de la I Guerra Mundial gracias a su precio mucho más reducido en comparación con los coches, permitía transportar en una moto a otras personas e incluso objetos personales. 
 
La conducción de una moto con sidecar es muy segura, ya que es un vehículo que no está pensado para llevar una conducción acelerada, sino todo lo contrario, es una de las mejores opciones para viajar relajadamente y de forma suave. En este sentido hay que indicar que el sidecar es seguro siempre y cuando su mecánica y estructura cumplan con la normativa de seguridad de la Unión Europea. 
 
Hay que tener en cuenta que si tenemos un seguro de moto y queremos unirle un sidecar, es necesario comunicarlo a la compañía aseguradora, ya que las condiciones iniciales que se contrataron en la póliza han variado con esta inclusión. La aseguradora valorará la modificación y probablemente fije unas nuevas condiciones en el seguro, aunque siempre dependerá del perfil y experiencia del asegurado, la póliza contratada, el tipo de moto y sidecar, etc. 
 
En todo caso, no olvides conducir siempre tu ciclomotor o motocicleta con las garantías más completas de un seguro de moto, eligiendo las coberturas según el tipo de vehículo y tus hábitos sobre las dos ruedas. En cuanto a la diferenciación entre ciclomotor y motocicleta, la Ley de Tráfico no considera al primero como un vehículo a motor (cilindrada inferior a 50 cc), pero sin embargo, las motocicletas sí tienen tal consideración y como consecuencia es necesario el permiso de conducir para circular con ellas.
 
¿Cómo funciona un sidecar? 
 
El sidecar se une a la moto a través de la parte inferior del chasis por una serie de elementos que le permiten amortiguar los movimientos de forma independiente a la moto. Su peso suele estar entre 30 y 60 kilos dependiendo del modelo, aunque antes de colocar un sidecar es necesario comprobar que tanto su tamaño como su peso sean proporcionales a la motocicleta. De lo contrario, puede suponer un peligro conducir una moto con poca potencia que tenga que arrastrar un sidecar de mayores dimensiones. 
 
Haciendo referencia a la seguridad del sidecar, es obligatorio que incorpore un piloto trasero rojo en el lado derecho para que el resto de coches puedan percatarse de la anchura real. 
 
Además, también debe llevar un intermitente amarillo en la parte de delante y la placa de la matrícula en la parte de atrás. 
 
El permiso de conducir necesario para conducir una moto con sidecar es el A y según establece la ley, está prohibido circular con menores de 12 años en el sidecar. 
 
A la hora de conducir este tipo de vehículo hay que tener en cuenta que es completamente diferente a moverse en una moto convencional. Por ello, es recomendable practicar en algún sitio sin tráfico antes de lanzarse a la carretera, sobre todo para controlar los movimientos y la velocidad al tomar una curva, tanto si se viaja solo como acompañado, ya que las circunstancias de la conducción varían enormemente de una situación a otra. 
 
Si te has decidido a realizar tu próximo viaje en una moto con sidecar, no olvides, como hemos comentado, informar a tu compañía aseguradora y tomar en cuenta todos los consejos de conducción y precauciones para evitar incidentes durante el trayecto. 
Back to top