Skip to Content

Tipos de motos según su potencia

moto custom en un garaje con herramientas
Podría decirse que cada motorista es único debido a que no todos tienen los mismos gustos y preferencias en cuanto al tipo de moto que desean conducir. Pero además de la inclinación sobre un modelo u otro, también hay que tener en cuenta las necesidades de desplazamiento de cada persona, para las cuales siempre existe una clase de motocicleta determinada. 
 
Al igual que en la compra de cualquier otro vehículo, cuando llega el momento de decidirse por una moto, es necesario considerar el presupuesto disponible y analizar el uso que vamos a darle. Después de este proceso, debemos saber qué tipos de motos hay y cuáles son sus características principales. 
 

Tipos de moto 

  • Ciclomotor: la cilindrada de este modelo de motocicleta no supera los 50 cc y puede alcanzar como máximo 45 km/h. Entre sus ventajas destacan su bajo coste y su facilidad a la hora de moverse, aunque las prestaciones que ofrece son escasas. Los ciclomotores son los vehículos mejor indicados para aquellas personas que quieran iniciarse en el mundo de las dos ruedas, pero únicamente pueden circular dentro de una población y por el arcén de las carreteras convencionales. 
  • Scooter: la cilindrada de este tipo de moto puede oscilar entre los 50 y los 800 cc. A diferencia de otros modelos, las scooter cuentan con ruedas más pequeñas y son una opción realmente cómoda para desplazarse, así como ligera. Sus particularidades convierten a esta moto en la opción idónea para moverse por ciudad. 
  • Maxiscooter: comparte las mismas características que una scooter pero su punto fuerte es que cuenta con una mayor cilindrada. Por ello, se puede utilizar tanto para desplazarse por un entorno urbano como para recorrer cientos de kilómetros. 
  • Trial: el motor de estas motos puede llegar a ser de hasta 300 cc. Este modelo se identifica fácilmente porque no tiene asiento, lo que obliga a que el conductor desarrolle una gran habilidad y equilibrio. Esta motocicleta se suele utilizar principalmente en campeonatos o para divertirse atravesando terrenos complicados.
  • Naked: la cilindrada de una moto de este tipo puede ir desde 125 hasta más de 1.000. Suelen llamar la atención porque su motor y gran parte de su mecánica están al descubierto. Dentro de esta tipología se pueden encontrar distintas clases, en función de un uso más deportivo o para realizar viajes. 
  • Custom: se corresponde con la imagen que solemos tener de motocicleta antigua americana y es que fue en Estados Unidos donde estas motos comenzaron su andadura. Respecto a la cilindrada, el segmento de las custom se posicionan como líderes, ya que pueden llegar a alcanzar los 1.800 cc. 
  • Gran turismo: al igual que en el caso anterior, este tipo de moto también se caracteriza por ser de grandes cilindradas y un tamaño considerable. Están diseñadas para realizar trayectos largos con la máxima comodidad, ya que incorporan maletero, radio, parabrisas, asientos confortables y un depósito de combustible de gran capacidad, entre otras prestaciones. 
  • Trail: aunque su nombre sea similar a trial, nada tienen que ver un modelo de moto y otro. En este caso, la cilindrada se suele situar entre 400 y 600, aunque existen modelos maxi que alcanzan los 1.000 cc. Se trata de un tipo de moto muy alto y pesado que se puede utilizar para desplazarse tanto por carretera como por senderos. 
Una vez que te hayas decidido por el tipo de moto que más se ajusta a tu experiencia y necesidades, no olvides informarte y contratar un seguro de moto que se adapte perfectamente a tus movimientos. 
Back to top