Skip to Content

¿Qué trucos con la moto entrañan más riesgos?

moto derrapando en una pista de tierra
Los motoristas, junto con los ciclistas, son uno de los colectivos más frágiles de la carretera. Sus cuerpos constituyen la única carrocería que sufre de forma directa el impacto en caso de caída y otras consecuencias en un accidente. Dado que están más expuestos al riesgo mientras circulan, es recomendable conocer cuáles son los trucos con la moto más peligrosos para evitar ponerlos en práctica y no comprometer la seguridad en la vía pública. 
 
Nadie puede negar que una motocicleta ofrece una mayor sensación de velocidad y libertad de movimientos, aunque esto no significa que haya que dejarse llevar por la situación y realizar todo tipo de maniobras como si se tratara de una competición profesional. 
 
Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante el año 2017 se produjeron 286.000 muertes por accidentes de tráfico en moto a nivel mundial, que representa el 23% del total de víctimas por este motivo. Las cifras entre los siniestros ocurridos en ciudad y en carretera no distan demasiado, aunque debido a la velocidad y otros factores, las consecuencias son mucho más graves en el segundo caso que en el entorno urbano. 
 

Trucos con la moto que ponen en riesgo la seguridad 

  • Uno de los trucos con la moto que muchos usuarios utilizan para ahorrar tiempo es adelantar a otros vehículos sin respetar una distancia mínima paralela. Esto da lugar a múltiples alcances que desembocan en una caída en el mejor de los casos o, en ocasiones, en situaciones más graves.  
  • Lo más aconsejable es frenar de forma progresiva, aunque es bastante probable haber presenciado alguna vez un frenazo brusco que el motorista ha realizado intencionadamente para levantar la rueda trasera. Aunque esto sea un motivo de diversión, en el fondo implica un peligro muy alto. 
  • Otro caso similar al anterior, son las maniobras conocidas como caballitos que consisten en acelerar fuerte para empinar la motocicleta y desplazarse durante unos metros únicamente con la rueda trasera apoyada en el asfalto. Los vehículos de dos ruedas cuentan con una estabilidad inferior a los coches, por lo que circular de esta forma tan imprudente incrementa aún más las posibilidades de sufrir un accidente. 
  • Algunos trucos con la moto para acortar distancias ponen en peligro la seguridad de los propios motoristas y del resto de usuarios de la vía. Ocurre por ejemplo cuando las motocicletas circulan por la acera o el carril bus, o realizan cambios de dirección que están prohibidos. 
  • Aunque se trata de una práctica muy extendida, el hecho de que las motos circulen entre los vehículos implica una gran peligrosidad. Esta costumbre, sobre todo cuando el tráfico es denso, genera mayores probabilidades de sufrir un accidente, ya que las motocicletas se suelen mover rápidamente y en muchas ocasiones no son completamente visibles para el resto de vehículos
  • Durante los trayectos en ciudad es poco probable que las motos respeten la distancia de seguridad, aunque en carretera ocurre lo mismo un número de veces superior a lo esperado. 
  • Muchos trucos con la moto que se realizan a menudo responden a las prisas por llegar cuanto antes al lugar de destino. Esto conlleva a realizar algunas imprudencias, como por ejemplo adelantar en una situación que no es completamente segura, pasar un semáforo en ámbar u otras maniobras que pueden provocar un accidente. 
Back to top