Skip to Content

Ventajas del ciclomotor eléctrico

chica conduciendo una moto de color blanco por una ciudad
Los avances en innovación han permitido que poco a poco los vehículos sostenibles sean algo factible, entre los que se encuentran el ciclomotor eléctrico. Si de forma tradicional la gasolina ha sido el combustible líder, en la actualidad la energía eléctrica está pisando fuerte. 
 
Del mismo modo que sucede en los coches, estas motos todavía necesitan incorporar ciertas mejoras para equiparar su velocidad y autonomía a las de un modelo convencional. No obstante, las prestaciones de una moto ecológica son cada vez más similares a las de cualquier tipo que funcione con un motor de combustión y entre sus ventajas destacan algunas que conviene tener en cuenta si se está pensando en la opción de adquirir un ciclomotor nuevo. 
 

¿Por qué decantarse por un ciclomotor eléctrico? 

Para muchos conductores, el hecho de desplazarse a una estación de servicio para repostar la moto supone una cierta molestia, por lo que este problema desaparece en el caso de los ciclomotores eléctricos gracias a que se pueden cargar cómodamente en casa. Tan solo es necesario contar con una toma de corriente y una tarifa de electricidad acorde al consumo para que la factura mensual no suba demasiado. A pesar de considerar este último aspecto, conviene considerar que la recarga de la batería es considerablemente más económico que otros carburantes tradicionales. 
 
Como comentábamos al inicio, este vehículo es una forma práctica y sencilla de poner un granito de arena en el cuidado del medio ambiente ya que las emisiones de gases contaminantes se reducen a cero. Del mismo modo, el sonido que produce en funcionamiento es mínimo, por lo que sería una solución al asunto de la contaminación acústica que inunda muchas ciudades. 
 
Debido a su diseño, la estructura interna es mucho más sencilla que en el caso de las motos convencionales, por lo que el coste de mantenimiento es menor. En un modelo ecológico no es necesario por ejemplo cambiar el aceite del motor, entre otros aspectos. 
 
Con el objetivo de impulsar las ventas de los ciclomotores eléctricos, cada vez existen más ayudas económicas a la compra desde las administraciones públicas. De esta manera, el precio inicial, que suele ser más alto, se compensa por estas subvenciones y por el menor coste de recarga y reparaciones. 
 

Inconvenientes del ciclomotor eléctrico 

Junto a los beneficios de este medio de transporte, también es preciso conocer algunas desventajas antes de tomar la decisión de compra. Algunas de las más destacadas son el menor límite de velocidad que pueden alcanzar y la necesidad de recargar la batería con una mayor frecuencia que en el caso de repostar con gasolina. 
 
Asimismo, aunque es posible conectar el ciclomotor eléctrico a la corriente de cualquier vivienda, la red de puntos de recarga continúa siendo insuficiente en las carreteras y vías públicas. Este es uno de los principales motivos que impide que estos vehículos experimenten una gran subida, por lo que se espera que de forma progresiva se vayan ampliando los postes de carga en la calle. 
 
Si después de valorar los pros y los contras de este tipo de motocicleta se decide optar por su adquisición, hay que especificar que  también requiere el carnet tipo AM expedido por las Jefaturas Provinciales de Tráfico. Asimismo, continúa siendo obligatorio contar con un seguro de moto que se ajuste a las características del modelo y que ofrezca las protecciones necesarias para circular. 
Back to top