Skip to Content

¿Cuáles son las mejores coberturas para un seguro de moto?

Una de las preguntas más habituales que nos viene a la cabeza cuando nos acabamos de comprar una motocicleta es cuáles son las mejores coberturas para un seguro de moto que podemos contratar. Aunque, a priori, parezca que contratar una póliza para este tipo de vehículo tenga que ser muy parecido a hacerlo para un coche, la verdad es que los seguros para moto tienen unas características propias que debemos conocer. 

Un seguro de moto presta cobertura tanto a lo que le puede pasar al conductor como al vehículo, procurando que queden ambos protegidos ante cualquier contingencia que pueda ocurrirles. 

¿Qué coberturas podemos disfrutar como conductores?

  • Responsabilidad civil obligatoria, en cuanto a daños producidos a terceros.

  • Defensa jurídica, para hacer frente a los procedimientos administrativos, judiciales y arbitrales derivados de cualquier accidente. Incluye la reclamación de los daños sufridos por el tomador en calidad de peatón, si ha tenido un accidente. 

  • Indemnizaciones por fallecimiento y asistencia sanitaria, como consecuencia de un accidente con la moto asegurada.

  • Tramitación de los recursos correspondientes ante la administración por multas de tráfico. 

¿Cuáles son las mejores coberturas para un seguro de moto, a la hora de proteger el vehículo?

  • Pago de los intereses derivados de un préstamo solicitado para reparar la moto asegurada.

  • Indemnización, en caso de robo y por los daños producidos durante este, en el caso de que se recupere la moto asegurada.

  • Indemnización por daños producidos por un incendio, cortocircuito o combustión en la moto asegurada.

  • Indemnización por daños materiales causados por determinadas catástrofes naturales, terrorismo o actuaciones en tiempos de paz de las Fuerzas Armadas y los Cuerpos de Seguridad del Estado.

  • Reclamación de los daños en objetos transportados en la moto en el momento del accidente.

  • Cobertura de asistencia en viaje desde el kilómetro 0, todo el día y durante todo el año.

  • Rescate de la moto, incluso cuando ha caído en vías no aptas.

Asimismo, hay que tener en cuenta que algunas compañías de seguros ofrecen coberturas complementarias para los usuarios de moto, como el servicio de asistencia nocturna. Esta cobertura nos da la tranquilidad de que, tanto nosotros como la moto, seremos trasladados al hogar por la noche, en caso de accidente o indisposición del conductor, desde el punto de recogida. De igual modo, también resulta muy práctico contar con una moto de sustitución como parte de la cobertura del seguro de moto contratado, tanto en caso de accidente como de robo.

En definitiva, un buen seguro de moto debe darnos las mejores coberturas posibles para garantizar tanto nuestra seguridad como que podremos seguir haciendo nuestras actividades cotidianas lo antes posible y sin consecuencias negativas añadidas.

Back to top