Skip to Content

Adopción de animales exóticos en una protectora

dos hámsteres junto a un montón de comida
Tener como mascota un jerbo, una serpiente, una tarántula, un loro o un cerdo vietnamita es una cuestión bastante enrevesada. Durante los últimos años, la adquisición de este tipo de especies ha supuesto una auténtica moda y en muchos casos origina un peligro para sus vidas. Además de ofrecerles las mejores condiciones de hábitat en una vivienda o en un espacio abierto, es aconsejable decantarse por la adopción de animales exóticos en lugar de la adquisición. 
 
Aunque acoger este tipo de animales no es tan común como hacerlo con perros y gatos, cada vez están surgiendo más protectoras de animales exóticas para que su bienestar sea una realidad. Estas asociaciones se dedican a rescatar especies poco comunes que han recibido maltratos o se encontraban a punto de morir después de ser abandonadas en cualquier sitio, sobre todo parques y cubos de basura. 
 
Después de hacer esta labor de rescate, se encargan de darlos en adopción a hogares que se consideran responsables y que ofrecen garantías de cuidarlos como es preciso. Por ello, optar por la adopción de animales exóticos es decidirse por hacer una gran labor. 
 
Estos centros también tienen como finalidad informar a todas las personas que estén interesadas en tener como mascota un animal poco común, ya que su mantenimiento es muy diferente al de cualquier otra mascota convencional. De igual modo, para conseguir que el intercambio de estas especies entre particulares sea legal y beneficiosa para el animal, suelen ofrecer un servicio de intermediación. 
 

Protectoras de animales exóticos especializadas 

En definitiva, el principal objetivo de los centros de adopción de animales exóticos es concienciar a la sociedad sobre la posibilidad de acoger estas especies en lugar de acudir a una tienda o realizar la compra a través de Internet por muy bajo que sea el precio. Por ello, hoy en día se pueden encontrar protectoras que están especializadas en cuidar estos animales singulares a nivel general y otras que se dedican únicamente a rescatar determinadas especies. 
 
Algunos ejemplos son: 
 
  • La Madriguera en Madrid que rescata animales exóticos pequeños de todo tipo, como hámsteres, cobayas, conejos, etc. 
  • ANAC que están centrados en proteger a los conejos y cuenta con diferentes sedes en España. 
  • APAEC en Cataluña se encarga de recoger y dar en adopción todo tipo de animales exóticos, ya sean aves, reptiles, etc. 
  • Adopciones Exóticos es una protectora ubicada en Madrid que también protegen cualquier especie exótica con la finalidad de ofrecerle una segunda oportunidad. 
 
Para iniciar el proceso de adopción de un animal exótico a través de estos centros, es aconsejable ponerse en contacto con ellos para informarse sobre cuáles son los requisitos, tanto personales como de vivienda, que exigen. Por norma general, es preciso completar un cuestionario de acogida y superar un proceso de evaluación donde se valora si la persona en cuestión es idónea para llevarse el animal. 
 
Acudiendo a estos centros, siempre se tiene la certeza de que todos los animales que rescatan se entregan castrados y desparasitados, así como revisados por un veterinario para descartar posibles enfermedades o deficiencias. Por otro lado, aunque una protectora esté emplazada en una determinada ciudad, en muchas ocasiones ofrecen sus servicios a cualquier parte de España. 
Back to top