Skip to Content

¿Cómo buscar a tu perro si se pierde?

perro perdido en una calle
Tener que buscar a un perro porque se ha extraviado puede llegar a ser una situación muy traumática. Todas las personas que tienen mascotas deben ser conscientes de que este hecho puede ocurrir, bien por algún descuido mientras el animal está suelto o porque se escape de casa, entre otras muchas causas. 
 
Lo más importante para adelantarse a este tipo de imprevistos y solventarlos rápidamente en caso de que se produzcan es identificar al perro con un microchip. Este dispositivo, que se introduce en el cuello a través de un proceso indoloro, tiene un tamaño muy reducido y contiene una serie de dígitos únicos para cada mascota que se asocian a los datos de contacto de la familia humana. 
 
Además, siempre es aconsejable contar con un seguro para mascotas que incluya la cobertura de robo y extravío del animal. En el primer caso, se garantiza una indemnización por el valor de la mascota y en el segundo, se reembolsan los gastos que se hayan originado por la inserción de anuncios en prensa o radio para encontrar al perro perdido. 
 

¿Qué hacer para encontrar a un perro? 

  • Para buscar a un perro, uno de los primeros pasos que se deben dar es contactar con el Archivo de Identificación de Animales de Compañía de la comunidad autónoma que corresponda si el animal tiene microchip. Se trata de una asociación que gestiona una base de datos de los animales de compañía existentes en la región para recuperarlos en caso de que se pierdan. 
  • También es recomendable avisar a la policía local u otras autoridades, dado que en muchas ocasiones son de gran de ayuda para encontrar a los perros. 
  • Del mismo modo, se debe avisar al centro de acogida de animales o protectoras que existan en el municipio. 
  • Otra vía para buscar a un perro es visitar las clínicas veterinarias de la zona para avisar del extravío, ya que, en muchas ocasiones, las personas que se encuentran animales perdidos los suelen llevar a estos centros. 
  • Hacer carteles con una foto de la mascota y sus datos de identificación para colgarlos por la zona donde se vio por última vez al animal. En este sentido es fundamental ampliar el radio lo máximo posible, sobre todo a aquellos puntos donde sea probable que pueda estar. 
  • En la actualidad, las redes sociales constituyen un medio muy eficaz para conseguir que el mensaje llegue a muchas personas. Por ello, no hay que dudar en publicar la información del perro perdido en estas plataformas, así como en otras páginas web especializadas en animales de compañía. 
  • Junto al uso de las nuevas tecnologías, nunca está de más utilizar la técnica tradicional del boca a boca, es decir, avisar a los familiares, vecinos y amigos sobre el extravío del perro. 
  • Además, es recomendable visitar cada cierto tiempo los centros de adopción de animales, por si la mascota extraviada hubiera llegado a alguno de ellos en busca de unos nuevos guardadores. 
 
Aunque la búsqueda de un perro es una circunstancia bastante angustiosa, es importante actuar con rapidez. Los primeros minutos son cruciales, ya que durante este tiempo es posible que el animal no se haya ido demasiado lejos. 
Hay que tener en cuenta que es bastante habitual que los animales de compañía regresen o sean encontrados después de varios meses desaparecidos, por lo que nunca se debe perder la esperanza. 
Back to top