Skip to Content

¿Cómo identificar y eliminar las pulgas de mi mascota?

perro rascándose el cuello
Para saber cómo eliminar las pulgas de una mascota es importante conocer más acerca de ellas. Se trata de unos insectos diminutos, que miden 2 milímetros aproximadamente, de un color negro rojizo y que tienen una cabeza con antenas. Gracias a sus patas, pueden saltar sin ningún problema para alojarse en la piel de los animales e incluso las personas. Su fuente de alimentación es la sangre que ingieren al picar, momento en el que transmiten una proteína que desencadena un proceso alérgico en los perros y los gatos. Junto a ello, las pulgas también son unas potentes transmisoras de enfermedades, como por ejemplo la solitaria, la peste bubónica, el tifus u otras infecciones. 
 
Cuando estos insectos se han alimentado, las especies adultas son capaces de poner hasta 200 huevos en cualquier zona por donde se mueva el animal. Después de varios días, los huevos se convierten en larvas que se van desarrollando hasta que alcanzan la edad adecuada para buscar un nuevo cuerpo donde encontrar alimento. Por ello, si vemos que nuestra mascota tiene pulgas, es crucial revisar su entorno, ya que lo más probable es que esté infestado por esta plaga. 
 

Signos evidentes para eliminar pulgas en una casa 

Los indicios más claros que avisan de la presencia de pulgas en las mascotas se observan por la incomodidad que generan en ellas. Las picaduras pueden provocar irritación o picores intensos en los animales domésticos, por lo que, si vemos que nuestro perro se rasca de forma intensa en una zona, ya sabemos cuál puede ser el problema. Por norma general, esta especie ataca sobre todo en el cuello y las orejas. 
 
Aunque estos insectos son muy pequeños, si se mira el pelaje del animal es posible verlos saltando de un lugar a otro. Asimismo, dado que su color es oscuro, también es posible identificarlos en la vivienda si estuvieran presentes en las alfombras, las camas, las prendas, el sofá, etc., o bien encontrar rastros de sus excrementos que son unos puntos firmes y de color casi negro. 
 
En ciertos casos, las señales pueden ser otras: si el perro desarrolla una dermatitis alérgica, si se le empieza a caer el pelo en una determinada zona, cuando aparecen eccemas o si se ven gusanos parásitos en las heces del animal que han sido transmitidos por las pulgas. 
 

Consejos para eliminar las pulgas de un perro 

  • En el mercado se encuentra una gran variedad de productos que tratan las pulgas en las mascotas, aunque lo más recomendable es acudir al veterinario para que aconseje sobre el tratamiento más eficaz y que no ponga en riesgo la salud del animal. Así, destacan los collares antipulgas y algunos líquidos insecticidas que se aplican directamente sobre el cuerpo del perro. 
  • Debido al fuerte olor y las propiedades del vinagre, este producto natural se posiciona como uno de los mejores remedios para eliminar las pulgas de una mascota. El aroma y el sabor del vinagre blanco o de manzana son el perfecto aliado para alejar este tipo de plaga de los animales domésticos, sin olvidar que también es altamente eficaz para repeler las garrapatas de los perros. Tan solo es necesario masajear al animal con este líquido, bien de forma pura o mezclado en agua, así como diluido también en su champú. 
  • Los peines antipiojos se pueden utilizar para retirar las pulgas cuando el caso no es demasiado grave, es decir, si únicamente se localizan una o dos. 
  • Otros productos naturales también ofrecen buenos resultados, como por ejemplo aplicar limón o naranja, manzanilla natural en infusión, levadura de cerveza o algunos aceites esenciales que se caracterizan por su potente olor (lavanda, tomillo, romero, etc.). 
Back to top