Skip to Content

¿Qué hago si mi perro se come un objeto?

Perro de raza Jack Russel comiendo un hueso
¿Por qué se tragan los perros objetos extraños? Los cachorros, por ejemplo, lo pueden hacer cuando cambian su dentición y muerden objetos, un perro adulto puede experimentar ansiedad si se queda solo en casa y morder objetos.  A veces ocurre como consecuencia de la costumbre de jugar con piedras, palos, pelotas… Los perros no saben que no deben tragarlos y, en ocasiones, vemos mascotas en la consulta del veterinario que se han tragado un cuerpo extraño, sin darse cuenta sus dueños.
 

¿Qué ocurre cuando el perro se traga un objeto?

Cuando un perro ingiere un material tipo plástico, piedra, metal e incluso huesos, éstos no se deshacen en estómago ni en el intestino. El cuerpo extraño entrará en el estómago pudiendo quedarse en él y provocar una gastritis en casos leves o incluso úlceras o perforaciones en los casos más severos. Mientras permanezca en el estómago, el perro tendrá síntomas como vómitos, anorexia y en ocasiones más severas decaimiento.
 
Si consigue salir del estómago a través del píloro (esfínter que lo separa del intestino delgado) llegará a este tramo. En el intestino delgado pueden ocurrir varias cosas con este objeto:
 
  • Que pase por el intestino, dañándolo y provocando lesiones a su paso.
  • Que se quede atascado provocando una obstrucción intestinal: el cuerpo extraño puede llegar a perforar el intestino provocando salida de contenido al abdomen y provocando líquido libre abdominal e incluso llegar a general una peritonitis.
 
Si el cuerpo extraño pasa el intestino, llegará a la válvula ileocecal, que separa el intestino delgado del colon. Si llegamos al colon, lo más normal es que consiga poder defecarlo, pero muchas veces estos cuerpos extraños quedan atascados en la válvula ileocecal provocando así una obstrucción y un caso similar al que se mencionaba anteriormente al hablar del intestino delgado.
 

Síntomas habituales

  • Vómitos: si el cuerpo extraño está en el estómago o ya en el intestino provocando una obstrucción.
  • Anorexia: no querrá comer ni lo más rico que le ofrezcamos.
  • Letargia.
  • Dolor abdominal.
 

¿Qué debe hacer el dueño?

Es importante acudir al veterinario para extraer el objeto mediante una endoscopia u otras opciones, como es la cirugía en el caso de que esté en el intestino delgado. Con la cirugía digestiva una de las operaciones más caras evitaremos llegar a tener una situación de obstrucción intestinal, líquido libre o peritonitis, que complicaría mucho las cosas. Si decidimos esperar, habrá que tener en cuenta todo lo que anteriormente hemos citado que puede ocurrir, arriesgando incluso la vida del animal.
 
Puede ocurrir que notemos a nuestra mascota decaída o sin apetito, sin embargo, no hemos visto si ha comido algún cuerpo extraño. En estos casos, es importante que cuando vayamos al veterinario le informemos sobre comportamientos extraños. El especialista puede sospechar que nuestra mascota ha ingerido un cuerpo extraño. 
 

Pruebas diagnósticas

Existen varios métodos de uso veterinario para salir de dudas:
 
  • Radiografía de abdomen: a veces, los cuerpos extraños radio densos, como huesos, metales, piedras o arena, se ven mediante radiografías; otras veces, esta técnica no sirve, como ocurre en el caso de plásticos, juguetes de tela, etc.
  • Ecografía de abdomen: para estas ocasiones usaremos la ecografía abdominal. Es importante, en la medida de lo posible, valorar el estómago sin alimento, para evitar así confundir con comida ese posible cuerpo extraño.
  • En MAPFRE, además, existe un seguro de mascotas con una amplia cobertura que incluye desde accidentes hasta robo. No lo dudes y comprueba las ventajas de contar con un seguro de este tipo.
 
Gema García Quintero
Veterinaria
Back to top