Skip to Content

¿Qué hacer si mi perro tiene parvovirus?

perros parvovirus

Son muchas las enfermedades que pueden afectar a nuestro animal de compañía y hay que estar bien informado para detectarlas lo antes posible para que no se conviertan en una dolencia grave. En este caso vamos a analizar qué hacer si mi perro tiene parvovirus, una de las enfermedades más comunes. 

En primer lugar es importante analizar qué es la parvovirosis canina. Es una dolencia causada por el virus de la parvo que afecta, sobre todo, al tracto gastrointestinal y a los glóbulos rojos de la sangre y que si no se trata puede provocar la muerte del animal en un corto periodo de tiempo. De hecho, la mayoría de las muertes por parvovirus se producen en las 48 y 72 horas desde el contagio, de aquí la importancia de acudir al centro veterinario. 

Es una dolencia que puede ser mortal en cachorros, ya que su sistema inmunológico es débil, y muy grave en perro adultos. Puede afectar a perros adultos que no hayan sido vacunados y a los vacunados, aunque en un porcentaje mucho menor. Además, existen razas más propensas a infectarse que otras, como son el Pastor Alemán, Doberman, Pittbull o los Rottwailer.

La parvovirosis canina puede transmitirse por el contacto con otros perros que ya la tengan, por el contacto con lugares contaminados como parques o zonas habilitadas para ellos, por heces contaminadas, por el cuenco de comida, o por una hembra embarazada a sus cachorros.

Los principales síntomas que pueden aparecer son: Fiebre, vómitos y pérdida de apetito, depresión, aislamiento, somnolencia, diarrea o deshidratación, entre otros. Si se detectan y te preguntas qué hacer si mi perro tiene parvovirus te mostramos una serie de pautas.

Lo primero que tienes que hacer si sospechas que el animal está contagiado por el virus, es acudir al veterinario para que lo examine y establezca un diagnóstico. No existe un medicamente específico para esta dolencia, por lo que el tratamiento se centra en estimular las defensas del animal, contrarrestando la deshidratación mediante el suministro de líquidos y electrolitos. Además, puede ir acompañado por transfusiones de sangre. En casa, el perro debe estar bien abrigado y alimentado adecuadamente para evitar otras infecciones. Es imprescindible desinfectar el domicilio, así como todos aquellos elementos que puedan estar en contacto con el animal, ya que el virus puede estar presente en ellos y que nuestra mascota vuelva a contagiarse. 

Por otro lado, en caso de que cuentes con un seguro para mascotas, a través de su cobertura de asistencia veterinaria, podrás estar protegido frente a los gastos originados y, si tienes cualquier duda sobre qué hacer si mi perro tiene parvovirus, ponerte en contacto con el servicio de consulta telefónica que, dependiendo de la compañía, suelen incluir en la póliza. 

Back to top