Skip to Content

¿Qué hago si mi perro ha sido robado?

chica poniendo la correa a un perro
Cuando se produce el robo de un perro, se inicia un proceso complicado para el dueño que intenta recuperarlo lo antes posible. Hay que tener presente que, en la mayoría de estos casos, el objetivo es la cría y venta ilegal de animales u otros motivos ilícitos, y que el resultado de la búsqueda no siempre es positivo. 
 
No obstante, es fundamental mantener la calma en todo momento. En primer lugar, es necesario estar seguro al cien por cien de que la mascota no se ha escapado o se ha perdido, sino que ha sido víctima de una sustracción ilegítima. En este último supuesto, se debe pensar en quienes pueden ser los posibles culpables, ya que su identificación será de gran ayuda en los siguientes pasos que se deben dar. 
 

Pasos para recuperar un perro robado 

  • El primer paso cuando tiene lugar el robo de un perro es notificarlo inmediatamente a la Policía Local, el ayuntamiento del municipio de residencia, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) y la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC). 
  • Si se conoce la identidad de los autores de la sustracción es primordial poner una querella en el Juzgado de Instrucción que corresponda. En este tipo de demanda se deben identificar los datos del demandante y del demandado y especificar las pruebas que acreditan el delito. Además, es preciso justificar que se ha intentado un acto previo de conciliación, abonar la fianza que se determine y contar de forma obligatoria con abogado y procurador. 
  • En el supuesto de no contar con la información de los delincuentes, es igualmente necesario denunciar el robo de la mascota en una comisaría. En este escrito se debe especificar el nombre del animal, el número de microchip, los datos personales y todas las circunstancias en las que se produjo la pérdida de la mascota. 
  • Por otro lado, es aconsejable colocar carteles con la foto del perro robado y los datos de contacto en los puntos próximos donde estuvo por última vez. También se pueden utilizar las redes sociales para amplificar la repercusión de esta acción. 
  • Otra recomendación es visitar los centros veterinarios de la zona para avisar de que se ha producido el robo del perro. A través del número de microchip, en caso de encontrar al animal perdido se puede contactar con el propietario rápidamente. 
  • Es igual de importante llamar o visitar las protectoras del municipio para descartar la opción de que la mascota se encuentre allí. 
 
El proceso para encontrar un perro robado puede llegar a alargarse demasiado en el tiempo y ser bastante angustioso. Sin embargo, es importante no rendirse ni abandonar la búsqueda porque en muchos casos los animales suelen aparecer después de meses o años. 
 

¿Cómo evitar el robo de un perro? 

Uno de los principales consejos para prevenir los robos de mascotas es no dejar nunca al animal solo en la calle. En muchas ocasiones, pueden verse perros atados en las puertas de bares o establecimientos sin reparar en que este acto les deja totalmente indefensos frente a los posibles delincuentes. Del mismo modo, cuando se sale a pasear al animal, conviene vigilarlo en todo momento, ya que cualquier despiste puede derivar en su pérdida. 
 
Por último, contando con un seguro para mascotas se puede acceder a la cobertura de daños al animal en caso de robo o extravío, así como accidente. Además de cubrir los gastos de asistencia veterinaria necesaria, también se incluye el reembolso de los gastos de inserción de anuncios en prensa o radio. 
Back to top