Skip to Content

Empezar tu terrario de animales exóticos de compañía

mujer escogiendo un terrario acuario de vidrio para comprar
Un terrario de animales es un ecosistema en el que pueden convivir desde hormigas, arañas, tortugas, orugas y otro tipo de especies más salvajes o exóticas como serpientes, tortugas o iguanas. Poner a tono un terrario de animales es un proceso rápido y muy agradable, toda vez que se cuenten con las herramientas necesarias y el conocimiento para crearlo de manera correcta. Recuerda que, con independencia de tus gustos, debes ceñirte a los animales exóticos de compañía que sean legales en España.
 
Una vez tengas decidido iniciar un terrario para animales deberías contratar un seguro para animales exóticos MAPFRE que te garantice la protección de tus animales en cualquier situación en la que puedas requerirla. Una vez dicho esto, a continuación, vamos a resumir 10 consejos para empezar tu terrario de animales exóticos de compañía con éxito:
 

1.- Escoger el tipo de terrario:

Existen tres tipos de terrarios que se pueden crear, entre ellos tenemos al selvático, el árido y el acuático, este último es necesario hacerlo en una pecera.
 

2.- Elementos necesarios para el terrario:

Principalmente necesitarás un recipiente transparente o traslucido, bien sea en vidrio o plástico, también tierra fértil y en el caso de ser selvático, contar con plantas frondosas y ramas secas.
 

3.- Montaje del terrario:

Se debe tomar el recipiente que bien puede ser una pecera. Su tamaño variará según el animal o los insectos que desees incluir. Ese recipiente debe llenarse en un 25 por ciento de tierra, para luego poder colocar las plantas que conformarán el hábitat de las especies.
 
Las plantas que pueden ser utilizadas son desde helechos pequeños, palmeritas, césped, ramas secas con curvaturas, flor de cayena y en general cualquier planta pequeña. Las plantas se van distribuyendo de tal forma que pueda quedar espacio para hacer un pequeño estanque luego.
 
En ese momento se integran pequeñas tazas o envases que son enterradas en la tierra y que serán los que funcionarán como el depósito del estanque. 
 

4.- Integración de animales:

Luego de cubrir todo el paso de la instalación de la tierra, las plantas y el estanque se procede a la incorporación de los animales. En este apartado debemos hacer una diferenciación clave. Algunos prefieren reproducir ecosistemas con hormigas, arañas, orugas, lombrices y renacuajos, porque esta experiencia intenta imitar un ambiente para ver su desarrollo.
 
Por otro lado, existe la posibilidad de que quieras integrar animales exóticos que requieran un mayor cuidado como tortugas (de agua o tierra) o incluso serpientes o iguanas. En este caso debes adaptar el terrario a las necesidades de cada animal, y tomar las precauciones necesarias, así como investigar cuáles son las especies permitidas para este tipo de ecosistemas.
 

5.- Dónde buscar tus insectos o animales exóticos:

Lo ideal es ir a un parque abierto para capturar las hormigas. Los árboles son ideales para conseguir las orugas, mientras que el lugar natural de los renacuajos son los charcos.
 
En el mismo parque donde se consiguen las hormigas estarán entre la tierra las lombrices, que te ayudarán a crear el ecosistema que estás buscando. Sin embargo, cuando se trata de animales exóticos deberás acudir a tiendas de animales especializadas, e incluso el espacio que requieren para vivir en un ambiente sano.
 

6.- Cumplir el ciclo:

Lo normal en un terrario de animales es que cada especie cumpla su ciclo, por ello se debe esperar que las orugas sean mariposas, las hormigas creen su colonia, los renacuajos sean ranas, las arañas coloquen sus huevos y las lombrices se reproduzcan para entonces liberarlos en su hábitat natural. 
 
Sin embargo, los animales exóticos, consideramos como “Nuevos Animales de Compañía”, tienen una vida más longeva, por lo que deberás prepararte para cuidarlos por mucho tiempo. Por otro lado, algunos amantes de los terrarios disfrutan más poniéndolo en marcha y viéndoles crecer, y una vez que están desarrollados (como las serpientes, que pueden alcanzar tamaños enormes) prefieren donarlos a zoológicos, parques o fundaciones.
 

7.- Iniciar un nuevo terrario:

Si el milagro de la naturaleza te maravilla lo ideal es que este sea un proceso que repitas una y otra vez, de alguna manera estarás ayudando a que haya un equilibrio en la reproducción de las especies de una manera controlada.
 

8.- Prueba distintos terrarios:

Una vez se haya experimentado con el selvático, puede incursionarse en los terrarios áridos o en los acuáticos, ya que cada uno de estos tipos producen experiencias distintas y enriquecedoras. Mientras que el primero es ideal para las serpientes, este último está pensado para las tortugas acuáticas, que pueden divertirse mucho en estos entornos.
 

9.- Recicla elementos:

Entre los tres tipos de terrarios posibles se pueden utilizar una y otra vez algunos elementos, como el recipiente, algunas piedras, incluso algunas plantas y así ayudar a mantener el ecosistema.
 

10.- Evitar el cautiverio:

Estos terrarios de animales son en efecto espacios en el que se tienen especies en cautiverio, pero por un período específico en el que cumplen un ciclo, luego de ello es necesario liberarlos para no afectar los procesos. Recuerda que los Nuevos Animales de Compañía no nacieron para estar en cautiverio como un perro o un gato, por lo cual no es recomendable que pasen demasiado tiempo adornando el salón de tu casa, debes criarlos con responsabilidad y con un objetivo final, como el del aprendizaje mediante la observación de su desarrollo.
Back to top