Skip to Content

10 trucos para adiestrar perros adultos

perro con su correa de pasear en la boca
Adiestrar un perro adulto puede ser una tarea mucho más sencilla de lo que piensas. La única diferencia que puedes encontrar entre enseñar a un cachorro y enseñar a un perro adulto es que los más pequeños suelen estar ansiosos por complacer a sus dueños. Y además tienden a ser más excitables. 
 
Sin embargo, con un buen plan y un poco de paciencia podrás entrenar a tu perro sin importar su edad. Por otro lado, entrenar a un perro adulto no solo es posible sino también necesario. El entrenamiento es vital para hacer que tu perro se comporte adecuadamente, pero también es importante para fortalecer el vínculo que tienes con él. Recuerda además que es fundamental proteger a tu perro en todo momento, con lo cual resulta básico contratar un Seguro para Mascotas MAPFRE que te dé la tranquilidad de disfrutar junto a tu amigo peludo sin mayores preocupaciones.
 
Los perros nunca quieren dejar de aprender. Además, debes tener en cuenta que, a diferencia de un cachorro, los perros adultos son más tranquilos y tienen una mayor capacidad de concentración. Esto ayudará en el proceso de aprendizaje. Sin embargo, si quieres aprender algunas otras cosas importantes antes de comenzar a adiestrar a tu perro adulto, aplica estos 10 trucos que te presentamos a continuación.
 
1. Elige un ambiente con pocas distracciones
 
Antes de comenzar a adiestrar un perro adulto es importante que elijas bien el lugar donde llevarás a cabo el entrenamiento. Es importante que este sea un ambiente con pocas distracciones. De esta manera será mucho más fácil que el canino se concentre en las órdenes que le darás. Pero una vez que tu mascota domine los comandos básicos, es bueno que cambies el ambiente por uno con distracciones. Esto lo ayudará a entender que debe reaccionar en cualquier circunstancia, aunque esta no parezca la ideal. 
 
2. Organiza sesiones de entrenamiento breves
 
Tal como sucede con los seres humanos, el tiempo de atención de los perros es limitado. Por ello es recomendable que en un principio las sesiones de entrenamiento sean breves. Lo ideal es que sean como máximo dos sesiones diarias de entre 10 y 20 minutos. Ten en cuenta que la capacidad de atención también varía dependiendo del perro. Algunas razas poseen una capacidad de concentración más alta que otras. Entre los perros que pueden adiestrarse rápido están los labradores, los pastores alemanes y los border collies.
 
3. Elige un método de entrenamiento basado en recompensas
 
Es esencial estimular al perro durante el adiestramiento. Por ello, uno de los métodos más eficaces es el basado en recompensas. Este sistema consiste en premiar las buenas conductas con el objetivo de que el perro quiera repetirlas. Y en el caso del mal comportamiento, es vital ignorarlo para que el animal entienda que no puede sacar ningún beneficio de ello. 
 
4. Utiliza bocadillos que le gusten
 
Cuando se trata de dar recompensas al perro los bocadillos son ideales. Pero para que este método realmente funcione debes tratar de elegir bocadillos que le gusten. No obstante, debes estar atento a lo que le das. Para evitar que tu perro gane peso adicional, puedes cortar los bocadillos en trozos pequeños para dárselos poco a poco. 
 
5. No le grites y mucho menos lo golpees
 
Esta es una regla bastante obvia pero no está de más recordarla. Prácticamente no existen métodos de adiestramiento que incluyan regaños o golpes. Si le gritas o le haces algún daño físico a tu perro, este te asociará con algo malo y por ende desconfiará de ti. Este comportamiento podría dañar la relación que tienes con tu perro. Por ello, si quieres reprenderlo debes utilizar expresiones faciales o pequeños ruidos de desaprobación. 
 
6. Comienza por enseñarle trucos básicos
 
Al adiestrar un perro adulto o incluso a un cachorro debes comenzar por enseñarle trucos básicos como sentarse o quedarse quieto. Es importante que te dediques en un principio a un solo comando hasta que lo haya aprendido. Para lograr esto debes reforzar el trabajo con recompensas, las cuales irás eliminando progresivamente una vez que haya asimilado el comportamiento. 

7. Ten en cuenta las condiciones médicas del perro
 
Esto es un aspecto fundamental a tener en cuenta. Debes conocer si tu perro tiene algún problema que lo limite a llevar a cabo un entrenamiento. En algunos casos, los problemas de salud podrían interferir con la obediencia del canino. Por ejemplo, si se niega a sentarse, puede que tenga un dolor en la cadera. O si el perro desobedece órdenes de forma deliberada, puede ser un indicio de sordera. 
 
8. Determina qué lo pone nervioso
 
Antes de comenzar a adiestrar un perro adulto, debes tomarte un tiempo para conocerlo y saber si hay algo que lo pone nervioso. Saber esto te ayudará a evitar las situaciones que lo ponen incómodo. Es importante que vayas fortaleciendo su confianza poco a poco. 
 
9. Susúrrale al oído
 
Un buen truco para poner en práctica al momento de comenzar a adiestrar a tu perro es susurrarle. Hacer esto estimulará a tu mascota a que te escuche con atención cuando le hablas. Poco a poco tu perro irá reconociendo los sonidos que se refieran a él sin que debas pronunciar frases completas. 
 
10. Sé muy paciente
 
Adiestrar un perro adulto requiere de paciencia. Es importante que seas realista respecto a la velocidad del progreso. Recuerda que, aunque puedes enseñar trucos a un perro mayor, necesitarás de un poco más de tiempo para lograr la meta. 
Back to top