Skip to Content

Cómo viajar con tu mascota en avión

perro pequeño con maleta naranja en aeropuerto
Si eres un amante de los animales seguramente incluirás en tus planes de vacaciones a uno de estos compañeros y te interesará saber cómo viajar con tu mascota, principalmente en avión, aunque seguro que habrá muchos interesados en hacerlo en tren. Para poder emprender un nuevo viaje y llevar contigo ese acompañante especial debes conocer las regulaciones de ley establecidas sobre el transporte de animales de compañía, así como las limitaciones que pueden poseer algunas aerolíneas, incluso qué regulaciones son empleadas en el lugar que visitas.
 
Desde el transportín, hasta el lugar de hospedaje (si es que lo requieres), planificar un nuevo viaje “petfriendly” es todo un reto, debido a que no en todos los sitios son aceptados los animales, así como tampoco toda aerolínea está en capacidad de llevarlos, por ejemplo, en cabina. En muchos es necesario transportar al animal en carga y eso puede generar gran estrés tanto al animal como al dueño si no se está preparado.
 

Antes de viajar con tu mascota 

El primer paso para viajar con un animal es prepararse para ello, aún más si es la primera vez que sucede, debido a que esa nueva experiencia puede generar bastante incomodidad a la mascota; debido al manejo de personas desconocidas, ruidos, movimientos e incluso largas horas de encierro. Si es por ejemplo un perro y no tiene el hábito de mantenerse limitado a un espacio por lapsos de horas puede generarle mucha ansiedad la situación y sedarlos no es recomendable de acuerdo con los propios veterinarios.
 
Lo ideal es ir acostumbrando previamente al animal a las condiciones a las que se enfrentará, aunque sabemos que no podrás replicarlo de manera exacta, si se pueden ir haciendo hábitos para que no sea una situación extraña, por ejemplo, ir adaptando al gato o al perro a su transportín por el tiempo que pueda durar el vuelo o el trayecto en tren; esto debe hacerse de manera progresiva, comenzando por bloques de 20 minutos hasta llegar al tiempo requerido.
 
Un régimen de alimentación adecuado también es necesario. El animal debe tener horas concretas y rutinarias para comer, y deben ajustarse por supuesto al tiempo en el que estará en el transporte, así no le generará incomodidad porque sabrá que en un lapso específico recibirá su alimento.
 
En algunos casos muy concretos, como animales de apoyo, pueden viajar con su dueño en la cabina y algunas aerolíneas permiten que la mascota con peso menor a ocho kilogramos pueda ir con su dueño en la cabina utilizando su transportín.
 

Mascotas aceptadas para viajar en avión

La aerolínea Vueling, por ejemplo, admite perros, gatos, aves que no sean de rapiña, peces y tortugas. Por otro lado, Iberia solamente permite en cabina perros que sean acreditados como animales de soporte bien sea de movilidad, de asistencia a personas sordo-mudas, de soporte emocional… todo ello con su debida documentación que acredite al animal como tal, además requieren uso de bozal en todo caso.
 
Por lo regular las aerolíneas solicitan la cartilla de vacunación actualizada del animal, un informe médico no mayor a seis meses sobre la condición de soporte por el acompañamiento, además del resto de documentación sanitaria correspondiente. Es imprescindible contar con un pasaporte expedido por la UE y el animal debe contar con su debido microchip que indique la información general de identificación.
 
En el caso de Vueling sólo pueden llevarse hasta dos mascotas por persona en cada vuelo, aplica un coste adicional por mascota de 25 euros por vuelos nacionales y de 40 euros por vuelos internacionales. En el caso de Iberia tiene un coste por vuelo en bodega de 120 euros para España, Europa, África y el Medio Oriente; 300 euros para América y Asia, pero cuando su origen es EE.UU o Israel la tarifa será cobrada exclusivamente en dólares y son 300 dólares.
 
Cuando el destino es Reino Unido, Irlanda y Malta aplican condiciones distintas, el animal debe contar con una valoración de anticuerpos neutralizantes con resultado satisfactorio. Si el destino es Reino Unido e Irlanda, la muestra debe ser tomada 30 días después de la vacunación y 6 meses antes de su viaje, mientras que, si se trata de Suecia, la muestra debe ser tomada 120 días después de la vacunación.
 
Otras aerolíneas como American Airlines poseen sus propias regulaciones y normas para el transporte de animales de compañía. En este caso solo admiten perros de soporte para movilidad y perros de rastreo cuando se encuentren en misiones de rescate o de búsqueda, es el único momento en el que les admiten en cabina, pero regularmente su servicio para transporte de animales es por medio de carga en bodega y no pueden ser facturados para vuelos con tránsito.
 
Air Europa cuenta con sus propias normas a la hora de viajar con mascotas, como por ejemplo que la edad mínima de viaje sea de 10 semanas y desde agosto de 2016 esta aerolínea no acepta en sus vuelos el transporte en bodega de perros y gatos de raza braquicefálicas, es decir de las razas bulldog inglés y francés, bóxer, carlinos, pit bull y otras más. Cuando se trate de estos casos solamente podrán transportarse en cabina cumpliendo las características para poder hacerlo, como no pesar más de ocho kilogramos incluyendo el transportín.
 
Con la aerolínea Air Berlín se ajustan un poco las cosas, como por ejemplo que el animal a viajar en cabina no puede superar los seis kilogramos incluyendo el transportín. Otra limitación es para los pasajeros de la tarifa JustFly, quienes bajo ningún concepto pueden facturar mascotas. Además, advierten que en caso de ir en cabina el animal debe encontrarse en un transportín no rígido y nunca podrá abandonarlo durante el viaje.
 
Como verás, viajar con tu mascota es un asunto serio, así que este tipo de vacaciones deben ser planificadas con muchísima antelación, en algunos casos hasta seis meses antes, para que puedas cumplir con los tiempos de los controles sanitarios, así como poder cumplir con todas las tramitaciones y autorizaciones, pasaportes y demás gestiones que te permitan llevar tu animal contigo. Es importante que se posea un transportín rígido para ir en cabina y que le permita a la mascota ir de pie y contar con cierto espacio de movilidad, además de contratar un seguro para mascotas MAPFRE resulta fundamental a la hora de viajar con tu animal, porque te dará la tranquilidad de llevarlo protegido en todo momento. 
Back to top