Skip to Content

¡Viaje por carretera con tu perro!

mujer en un coche con un perro
Los perros son compañeros de viajes excepcionales. Siempre estarán de buen humor, curiosos por explorar y descubrir todos los lugares a los que les lleves, sin importar si el calor es prácticamente insoportable o la comida no es demasiado buena. Además, como están invitados a todo, nada les parecerá demasiado caro o barato. 
 
Además, los perros que están acostumbrados a viajar en coche están en éxtasis cuando sacan la cabeza por la ventanilla y disfrutan del viento en su cara. Es casi imposible sentir un arrebato de ternura al ver la felicidad que se plasma en su cara y su actitud optimista. 
 
Aun así, hay que tener en cuenta varias cosas cuando viajemos con nuestros peludos amigos. Sus necesidades podrán ser simples, pero no hay que desatenderlas. Solo así nos aseguraremos de que él disfruta del viaje por carretera tanto como tú y no tenéis ninguna sorpresa desagradable.
 

El calor 

Uno de los mayores enemigos de los perros en verano es el calor. Están recubiertos de pelo y su único modo de transpiración para aliviar la temperatura son las plantas de sus patas, sus narices y su jadeo. Por ello, es muy peligroso que dejes a tu perro dentro del coche aparcado. La temperatura dentro de un coche sube rápidamente y puede provocarle una hipertermia. Es mucho mejor dejar que te acompañe a donde vayas y que espere en una sombra mientras no te puede acompañar. 
 

Aliviar sus necesidades

Los perros necesitan moverse con frecuencia para no marearse en los coches y agobiarse con el recinto cerrado. Como está recomendado tomar un descanso cada dos horas de conducción por carretera, es buena idea darle un paseo corto para que orine y no tenga que aguantarse hasta que lleguéis a vuestro destino. Aprovecha estas paradas para darle un poco de agua fría, que lo agradecerá enormemente. 
 

Seguridad

Está prohibido llevar a un perro sin fijación en el interior de un coche. Puedes optar por un “cinturón de seguridad” para perros: una correa que tiene un enganche para que se acople a la de los cinturones de seguridad de tu coche y evite que salga despedido en caso de un accidente. Esto también evita que se mueva por dentro del habitáculo y distraiga al conductor intentando pasar a la parte delantera, que puede ser un peligro. Son mucho más efectivos (y menos peligrosos) si los usas en conjunto con un arnés, en vez de un collar tradicional, que puede causar asfixias. 
 

Comodidad

Aunque los perros no destacan por ser demasiado tiquismiquis, es importante que nuestro amigo tenga un lugar para descansar a gusto. Si tus asientos son de tela, una buena idea es usar una toalla para evitar que deje pelos por todas partes. Además, proporcionará una capa extra de aislamiento y confort para él. 
 
Para recapitular: usa elementos para que no se llene de pelos tu coche, dale una vuelta cada vez que pares (dos horas), usa un cinturón especial para perros con un arnés, dale agua fresca con frecuencia y bajo ningún concepto le dejes encerrado en el coche mientras no estás
 
Si sigues estos consejos tu perro disfrutará de tu viaje por carretera y te amenizará el trayecto con su buen humor. Si además contratas el Seguro de Mascotas MAPFRE, podrás estar tranquilo sabiendo que, si le ocurre algo, tendrás a centros especializados a lo largo de toda la Península (y que correrán con los cargos de clínicas en el extranjero) para asegurar que se recupera cuanto antes. 
Back to top