Skip to Content

¿En qué consiste una franquicia en el seguro de mascotas?

La franquicia es una pequeña cantidad de dinero que tendrás que abonar en caso de que tu mascota requiera algún servicio. Solo en el caso de la cobertura de Asistencia Veterinaria por accidente y enfermedad (para aquellas atenciones recibidas en centros veterinarios no concertados), se abonan el 80% de los gastos con el límite de la suma asegurada establecida para esta cobertura.

Así, te aseguras de que, en caso de necesitar hacer uso de algún servicio, tan solo tendrás que abonar un precio reducido. En las condiciones particulares de tu seguro encontrarás todas las cantidades.

¿Cómo influye en el precio del seguro?

Gracias al seguro de mascota con franquicia se obtiene un precio más rentable, a cambio de que la aseguradora asuma un riesgo más moderado, ya que, en el precio del seguro, influye el riesgo que asume la compañía. Este precio puede rebajarse si se pacta una franquicia, es decir, una cantidad o porcentaje de dinero que correrá a cargo del asegurado cuando se produzcan los siniestros.

A partir de dicha cantidad, visible en el apartado /condiciones particulares/ de la póliza, el seguro afronta el coste. Por ejemplo, imaginemos que la cobertura de tratamiento dental de nuestro perro tiene una franquicia de 20 euros. En caso de que una factura por estos servicios ascendiera a 50 euros, nosotros pagaríamos 20 euros y la aseguradora pagaría los 30 restantes.

Debes saber que, si el precio a pagar por un supuesto siniestro fuera inferior al de la franquicia acordada, la compañía de seguros no tendría que hacer frente a ningún desembolso en este aspecto.

¿Cómo se aplica la franquicia?

La cifra de la franquicia se aplica a cada siniestro en concreto y no tiene carácter anual. Podemos decir que estas franquicias contribuyen a reducir la cantidad de siniestros de bajo coste, gracias a que el asegurado adopta medidas de precaución.

¿En qué casos no está recomendado un seguro con franquicia?

Si tenemos mascotas que enferman a menudo, esta modalidad no nos compensaría. Por otra parte, cuando se trata de gastos de escasa relevancia, nos conviene pactar una franquicia de porcentaje, ya que podríamos tener que pagar el importe completo.

Es precisamente en esto en lo que consiste una franquicia en el seguro de mascotas, que es recomendable contratar.

Back to top