Skip to Content

Contratar seguros para caballos

Contratar seguros para caballos

Tener uno o varios caballos es una gran satisfacción, pero también, para qué negarlo, requieren una tremenda atención. Estos animales bellos y nobles necesitan numerosos cuidados. Además, hasta el caballo más fiel no se ve libre de poder llegar a provocar un accidente. Un simple ruido puede convertir a un animal dócil en uno ingobernable. Contratar seguros para caballos te permitirá proteger a tus animales e incluso estar cubierto ante cualquier percance relacionado con la responsabilidad civil.

Los seguros para caballos habitualmente incluyen como cobertura básica la indemnización de la muerte o sacrificio del animal por enfermedad o accidente, incluyendo la muerte a consecuencia de cólico. También cubren el riesgo de transporte por carretera o ferrocarril y los percances en ferias, concursos y exposiciones. Asimismo, en el caso de las yeguas de vientre, cubren a los potros hasta seis meses de edad, con Carta Individual y con control de Cría Caballar.

Las coberturas de contratación adicional que ofrecen los mejores seguros son muy variadas. La primera de ellas es muy interesante, la asistencia veterinaria del animal. Se garantiza la atención por cólico del caballo, incluyendo el tratamiento desde la aparición de los primeros síntomas; también se cubre la cirugía a consecuencia de cólico; la hospitalización por problemas respiratorios, como neumonía, pleuritis, y pleuroneumonía; problemas ortopédicos, como la reparación de fracturas y fisuras óseas o lavados articulares; y el transporte a centros veterinarios colaboradores. Otras garantías que se pueden contratar son el pago de indemnizaciones por robo, la retirada de cadáveres, la responsabilidad civil y la peste equina.

Un buen seguro para caballos ofrece garantías específicas para yeguas reproductoras. Se cubre la confirmación de la gestación mediante dos ecografías, una a los 18-21 días y la segunda antes de los 45 días. También situaciones como el aborto por accidente o por enfermedades de carácter no epizoótico, el fallecimiento de la yegua por parto, o la muerte del potro.

Además, algunos seguros cubren distintas incidencias que puedan sufrir yeguas y caballos reproductores que les impidan cumplir su función primordial.

Contratar seguros para caballos se convierte en imprescindible si quieres proteger a tus animales ante enfermedades, accidentes o robo. Estudia las coberturas que necesitas y busca una póliza sólida en una aseguradora que te dé las máximas garantías.

Back to top