Skip to Content

5 tips a seguir cuando fallece tu mascota

superar fallecimiento mascota

La muerte de nuestro animal de compañía puede suponer un duro golpe para los miembros de la familia ya que se convierten en una parte importante de nuestro hogar. Sin embargo, además del aspecto sentimental, hay que tener en cuenta los trámites que tienes que seguir para el entierro del animal. Si es tu caso, te mostramos 5 tips a seguir cuando fallece tu mascota. 

  1. Notificar la muerte del animal: Debes notificar su muerte en los registros de identificación de la comunidad autónoma donde estuviera inscrito. 

  2. Dar de baja el microchip: Es recomendable que consultes al veterinario sobre los trámites que tienes que realizar para dar de baja el microchip y cuáles son los procesos para enterrar o incinerar al animal. 

  3. Consulta cuáles son los espacios habilitados para poder enterrar a tu mascota: Por regla general, los ayuntamientos de cada zona establecen lugares específicos para poder incinerar o enterrar a tu mascota, de forma colectiva o individual, según tus preferencias y el presupuesto que quieras destinar a despedirla. Además, existen empresas privadas que permiten realizar una ceremonia personalizada para tu animal. 

  4. Dentro de los 5 tips a seguir cuando fallece tu mascota destacamos que, por salud pública, no está permitido enterrar a tu mascota por tu cuenta, para evitar intoxicaciones de otros animales y de las personas. 

  5. Si tienes contratado un seguro para mascotas, contacta con la aseguradora para que te asesoren sobre cuáles son los pasos a seguir. Además, si tienes contratadas las coberturas adecuadas, estarán cubiertos los gastos de eliminación del cadáver del animal por accidente, vejez o enfermedad. 

Y es que es importante dar una buena despedida a ese animal que durante, a veces, tanto tiempo nos ha dado su cariño y su compañía. Asimismo, aparte de los 5 tips a seguir cuando fallece tu mascota, para poder protegerlos y darles la mejor atención, los seguros para mascotas incluyen asistencia veterinaria que cubren los gastos de consulta, las pruebas diagnósticas, los análisis de laboratorio, las intervenciones quirúrgicas y la hospitalización, así como los gastos de asistencia veterinaria a domicilio, entre otras. 

Back to top