Skip to Content

Cómo actuar si tu perro sufre leucemia

cuidados leucemia perros

El tipo de cáncer que afecta a los leucocitos o glóbulos blancos es el que denominamos leucemia. Los perros también son susceptibles de padecer esta enfermedad aunque no se trata de una dolencia frecuente, pero, ¿cómo actuar si tu perro sufre leucemia? Lo fundamental es tener claro cuáles son los síntomas y cómo podemos ayudar a nuestra mascota.

En los perros, como en los humanos, sufrir leucemia supone que el sistema inmunológico esté muy debilitado y, por ello, se trata de animales susceptibles de contraer numerosas enfermedades, ya que la médula ósea de los perros que la padecen genera un gran número de leucocitos que invaden el flujo de la sangre pero que, sin embargo, no consiguen proteger el organismo del animal. Se trata de una mutación que ocurre dentro de la médula del hueso y, cuando la leucemia avanza, se ven afectadas otras células sanguíneas como las plaquetas e, incluso, los glóbulos rojos, lo que propicia problemas de salud aún más graves para nuestras mascotas. 

Si quieres saber cómo actuar si tu perro sufre leucemia, es importante que conozcas una serie de claves fundamentales para su desarrollo, pero, sobre todo que podemos encontrarnos con dos tipos:

  • Aguda, cuando la leucemia ocurre rápida y repentinamente y cuyos síntomas fundamentales son fiebre, anemia, sangrado, pérdida del apetito, inflamación de los ganglios linfáticos, o falta de coordinación, entre otros. Si no se trata, puede llegar a ocasionar la muerte.

  • Crónica, cuando ocurre lenta y gradualmente; en estos casos es muy similar a la leucemia en humanos: la médula ósea no funciona y se suprime el sistema inmunológico. Se extiende por órganos como el hígado o el bazo.

Lo más importante a la hora de saber cómo actuar si tu perro sufre leucemia es conocer los síntomas, ya que, en ocasiones, se trata de síntomas complicados de diferenciar por tratarse del sistema inmunológico que afecta a varios órganos. Para diagnosticarla es necesario realizar una extracción de sangre y, si fuera necesario, un análisis de médula ósea. Respecto a su origen, las causas genéticas son las más habituales, aunque también lo pueden propiciar infecciones por virus o, incluso, exposiciones a radiaciones. 

En definitiva, saber cómo actuar si tu perro sufre leucemia es muy importante para poder contar con un tratamiento adecuado. Además, las coberturas de tu seguro pueden ayudarte a la hora de someter a tu mascota a un adecuado estudio que determine el alcance de su enfermedad.

Back to top