Skip to Content

Adoptar un perro de una protectora

Perro en una jaula
Muchas personas cuando deciden tener un perro optan por hacerlo comprándolo de una raza que les guste. Esto a menudo supone que se pagan los precios asociados a estas razas (un Samoyedo con pedigrí puede costar más de 4.000 euros). Pero muchas otras personas deciden adoptar un perro de una protectora.
 
Una protectora de animales es una organización sin ánimo de lucro que tiene como objetivo el cuidado y bienestar de los animales que han sido objeto de abusos y negligencia. 
 
En el mundo hay muchas personas que maltratan a sus animales. Ya sea golpeándolos o abandonándolos a su suerte porque se cansaron de ellos; estos actos de crueldad a menudo condenan la vida de un inocente animal, cuya única culpa fue ir a parar en las manos equivocadas. De hecho, en 2015 se abandonaron en España unos 137.000 perros. 
 
Las protectoras de animales intentan mitigar esta crueldad asistiendo a animales que han sido maltratados o abandonados. En ellas, sus miembros se encargan de dar asistencia veterinaria a los animales que la necesiten, así como de darles cobijo y comida. Por norma general, solo sacrificarán a un animal si este tiene una enfermedad terminal, ya que su objetivo principal es el de proteger la vida de sus animales.
 
Sin embargo, otra de las funciones que podemos encontrar en una protectora de animales es la de adopción. Normalmente son organizaciones con pocos recursos y con mucho menos espacio del que les gustaría tener para dar cobijo a los animales que lo necesitan.
 
Por ello, dependen de personas que quieran adoptar una mascota para liberar espacio en sus instalaciones y cuentan con perros y gatos de todas las edades listos para que llegue un dueño ideal que los una a su familia.
 
Existen muchas concepciones erróneas sobre ‘la calidad’ de los perros que provienen de una protectora. Uno de los más alarmantes es el de pensar que un perro ha sido maltratado con razón, porque se lo merecía debido a un supuesto mal comportamiento.
 
Otra concepción peligrosa es la de creer que un perro es ‘inútil’ solo por su edad. La mayoría de personas que buscan un perro prefieren un cachorro, pero lo cierto es que los perros adultos que han sido maltratados suelen tener un carácter más amable, dado que agradecen estar de nuevo en una familia. 
 
Lo cierto es que este pasado tormentoso de los animales de las protectoras hace que tengan un carácter dulce, aunque hay que tener cuidado como sus nuevos dueños de demostrarles que el mundo no tiene por qué ser un lugar cruel. No hay que olvidar que la vida de un perro es una fracción de la duración de una vida humana y que somos nosotros los responsables de su percepción del mundo.
 
Adoptar un perro de una protectora de animales es una opción muy sensible, tanto por el pasado cruel que hayan podido tener, como por ayudar a estas organizaciones que realizan una labor tan importante.
 
Ahora bien, una pregunta que preocupa a muchos adoptantes es: ¿Puedo asegurar a mi perro, aunque provenga de una protectora?
 
Sin duda. Los seguros para perros son un producto para la tranquilidad del dueño y no discriminan por el origen de un animal.
 
Hay que tener en cuenta, sin embargo, el estado de salud o la edad que tiene un perro, que son factores a considerar a la hora de realizar la póliza.
 
Muchos de los perros que están en protectoras son mestizos de perros ‘potencialmente peligrosos’, y muchos provienen de un pasado de peleas de perros. Esto significa que, aunque no entre en las razas tipificadas como tal, su condición física puede significar que un seguro de responsabilidad civil sea obligatorio para ellos.
 
La necesidad de un seguro es más una garantía para el resto de personas que para los dueños, pero tener un seguro para los desperfectos que pueda ocasionar siempre es sensato. Algunas comunidades autónomas, como Madrid o el País Vasco, hacen que tener un seguro de responsabilidad civil sea obligatorio, sin importar el tipo de perro.
 
Los seguros de mascotas MAPFRE tienen varias modalidades. Su elección depende del tipo de protección que necesites para tu mascota y de las características de tu perro. Siempre es recomendable que acudas a una oficina MAPFRE o nos dejes tus datos para que te llamemos y valoremos tu caso de manera concreta.
 
En el caso de los seguros de responsabilidad civil obligatorios para perros potencialmente peligrosos, como hemos visto, requiere que esta responsabilidad sea al menos de 120.000 euros, por los daños que pueda causar a otra persona.
 
Adoptar a un perro de una protectora de animales es no solo es deseable por la afabilidad del perro que vamos a conseguir, sino porque estaremos haciendo una acción positiva en contra del maltrato animal y consiguiendo, con un granito de arena, que el mundo sea un lugar mejor. 
 
Si estás pensándotelo, no lo dudes, ellos te lo agradecerán.
Back to top