Skip to Content

El vértigo en el perro: síntomas y causas

Perro raza Golden Retriever echado en el suelo viendo por la ventana
Para quienes tienen perros la salud de su mascota es uno de los asuntos más importantes. Uno de estos temas que pueden requerir atención veterinaria es el vértigo en perros, que a primera vista pudiera parecer una situación simple en la que se acompañan de mareos, pero puede afectar su salud a corto y largo plazo.
 
Cuando el vértigo en perros se torna crónico o intenso pasa a ser conocido como síndrome vestibular en los animales. Ciertamente se trata de un cuadro bastante extraño en un canino, pero cuando ocurre el dueño de la mascota debe estar consciente y en conocimiento de la condición, así como también estar en capacidad de poder identificar los signos y síntomas. 
 

Causas del vértigo en perros

El síndrome vestibular en los perros es, en términos médicos, una condición idiopática, es decir que no se tiene certeza del origen de este cuadro patológico. Sin embargo, la ciencia se ha esforzado en identificar algunos factores que pueden ser causantes posibles de este tipo de condición y han podido determinar que en muchos casos está relacionado con enfermedades del oído interno, condiciones hepáticas, problemas de indigestión o desnutrición en la mascota, incluso puede ser parte de algún problema respiratorio severo. 
 
Una causa en la que coinciden un gran número de veterinarios e investigadores es que los perros más propensos a sufrir este síndrome, son aquellos que se encuentran permanentemente expuestos a productos químicos peligrosos, algo que sin duda puede provocarles vértigo. 
 
En condiciones aisladas, un canino que realiza esfuerzos excesivos o que está sometido a estrés extremo puede sufrir esta condición, pero también puede ser una alerta para identificar otra condición de salud grave, como trastornos neurológicos, un tumor o un derrame cerebral, uno de los primeros síntomas es la aparición del vértigo
 
También puede ser causado por razones mucho más simples, pero igual de delicadas sino se atiende a tiempo, como es el empleo de un collar demasiado apretado o el uso de collares para entrenamiento como el conocido “ahorcador” y que se limita el suministro de aire al cerebro de la mascota y genera el mareo que produce el vértigo.
 

Síntomas de vértigo en perros

Los síntomas del vértigo en perros son muy parecidos a los que se reflejan en la condición humana. Este síndrome por lo regular afecta a perros mayores quienes pueden sentirlo de forma leve o intensa.
 
En el caso de ser síntomas leves, que son la mayoría de las veces, la condición en la mascota puede pasar desapercibida para sus dueños. En cambio, cuando se trata de una condición crónica o intensa, está relacionada necesariamente con una de las enfermedades nombradas anteriormente, es decir se convierte en sí mismo en un síntoma de otra condición médica.
 

Los síntomas de un vértigo leve pueden ser:

  • Inconvenientes para caminar
  • El perro puede tropezar con las cosas al desplazarse
  • Inclina su cabeza
 

Ahora bien, si se trata de los síntomas de un vértigo intenso se pondrán en manifiesto:

  • Imposibilidad de mantenerse de pie
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Se notarán movimientos irregulares en la vista
  • Pérdida de la sed y el apetito
  • Problemas para hacer deposiciones
 

Cómo prevenir el vértigo en nuestras mascotas

Cuando el vértigo es leve probablemente la causa está ante nuestros ojos y lo ideal sería evitar esa situación. En primer lugar, se debe tener especial cuidado sobre la dieta del animal, es importante que su alimentación sea equilibrada y esté planificada, ya que al comer de forma adecuada se evitarán cuadros de desnutrición y de alimentación en exceso, ya que en ambos casos puede producirse el vértigo. 
 
Otro aspecto a cuidar es la higiene del animal, un ambiente limpio y con medidas de higiene básicas garantizan un animal sano. Se debe evitar la exposición a productos químicos, incluso aquellos que se utilizan para la limpieza del hogar, ya que sus patas y nariz están en contacto con el suelo y los olores fuertes o componentes químicos pueden generar irritaciones.
 
Tener un control veterinario regular es la manera más adecuada de prevenir el vértigo en nuestra mascota. Esta visita médica asegurará que el animal esté libre de enfermedades, ya que en muchos casos el vértigo puede ser una alerta en lugar de una enfermedad en sí misma.
 

Tratamiento para vértigos caninos

Antes de comenzar a tratar a tu mascota por esta afección de salud debes recordar algo que comentamos desde el inicio: es un cuadro poco común y debe ser tratado. No es recomendable dejar pasar los síntomas de vértigos en los perros, ya que en muchos casos si es notable el síndrome probablemente sea el reflejo de otra patología distinta. Es importante acudir inmediatamente al veterinario, él mismo te solicitará que lleves un control escrito de los distintos cambios por los que pase el animal, desde la forma de alimentación, aspecto físico y reacciones, incluso la frecuencia de sus deposiciones.
 
Durante una consulta, el veterinario realizará un examen físico que puede estar acompañado por otras pruebas de laboratorio y hasta algún estudio de rayos X para verificar el estado neurológico del perro. Luego de haberse determinado la causa del vértigo, el veterinario prescribirá medicación.
 
Algunos cuidados adicionales serán recomendados por el veterinario, como evitar que el animal se deshidrate, evitar exposiciones al sol y altas temperaturas, mantener limpio y fresco el espacio en el que convive el animal y evitar alimentos fuera de una dieta concreta. Siempre la recomendación es, además, que tengas un Seguro para Mascotas que proteja a tu perro en diversas situaciones y te confiera la tranquilidad para poder disfrutar del tiempo con tu mejor amigo peludo.
Back to top