Skip to Content

Claves para redactar una carta de reclamación

redactar carta reclamación

Los productos y servicios que los consumidores reciben, no siempre son los deseados o lo previsto. En  muchas ocasiones, los ciudadanos se encuentran insatisfechos y se sienten gravemente afectados por lo que se ven en la obligación –y en el derecho- de reclamar. En estos casos, resulta crucial conocer las claves para redactar una carta de reclamación para que esta resulte efectiva y correcta.

Poner una queja o hacer una reclamación no es una actividad grata, sin embargo, muchas veces el consumidor se ve en la obligación de hacerlo para ver restituidos sus derechos, otras veces se trata de exigir una devolución económica o simplemente dejar constancia de una situación desagradable acaecida. De manera ineludible, es necesario observar una serie de claves para redactar una carta de reclamación eficaz y eficiente.

  • La primera regla de oro para redactar una carta de reclamación es dejar al margen el tono agresivo y la amenaza, es cierto, que una reclamación es el resultado de un mal servicio o una mala experiencia o vulneración de derechos. Sin embargo, es necesario dejar de un lado los sentimientos de disgusto. Lo ideal es apostar por un estilo informativo de los hechos, firme en las reclamaciones a realizar y cortés a la hora de pedir.

  • Nunca se debe olvidar el objeto de la reclamación. Es importante ser conciso e ir al grano al redactar una reclamación. Abundar sólo en los detalles que sean importantes y cruciales para explicar el objeto de reclamación. Obviando detalles accesorios, sentimientos y sensaciones que no sean objetivas y descriptivas del objeto de reclamación.

  • Los datos de identificación deben ser lo más exhaustivos posibles y ponerse en un lugar prioritario de la carta. Esto incluye los datos personales y de contacto de la persona que hace la reclamación y por supuesto, los del establecimiento, producto o persona objeto de la reclamación.

  • Por último, para finalizar la reclamación es importante apuntar qué es lo que se pretende con dicha queja: si se pide una respuesta, una disculpa o un reembolso económico, por ejemplo. Es crucial no olvidar esta parte para que la carta sea efectiva y tenga una respuesta.

Estas claves para redactar una carta de reclamación, son un buen punto de partida, en todo caso, es importante señalar que existen cartas modelos, en muchos casos formularios o hojas de reclamación que pueden cumplimentarse de una forma sencilla y que son la forma más eficiente de hacer llegar una queja en determinados momentos y lugares. 

Asi mismo, si se trata de una reclamación muy importante o que suponga la vulneración de derechos, puede ser muy útil contar con el asesoramiento legal que los seguros de defensa jurídica suelen incluir entre sus coberturas, para poder redactar una carta correcta, en forma y contenido, que resulte efectiva.

Back to top