Skip to Content

5 derechos básicos del inquilino de una vivienda

derechos inquilino

Los conflictos, problemas y reclamaciones legales relacionadas con arrendamientos son comunes. Conocer los 5 derechos básicos del inquilino de una vivienda, es de gran utilidad a la hora de firmar un contrato de arrendamiento y desde el mismo momento, en que se decide alquilar una vivienda.

  1. Derecho a visitar y comprobar el estado de la vivienda con todo detalle.
    Parece este primer derecho el más obvio de los 5 derechos básicos del inquilino de una vivienda, pero es también de los más importantes. Muchas veces las prisas o la necesidad son malos consejeros a la hora de alquilar un piso. Los expertos recomiendan hacer un inventario completo del inmueble incluyendo tanto el continente (estado de las paredes, de las instalaciones de suministros…) como el contenido (muebles, electrodomésticos…)  en caso de tratarse de una vivienda amueblada. Este inventario debería incluirse en el contrato de arrendamiento y firmarse por ambas partes.

  2. Determinar junto con el arrendador el tiempo de duración del contrato de alquiler.
    Siempre hay que tener en cuenta que en caso de vivienda la ley establece un plazo mínimo de cinco años, al que el inquilino puede recurrir, si fuera necesario o le interesara.

  3. Derecho de adquisición preferente.
    Faculta al inquilino a ser el comprador preferente, si durante el periodo de vigencia del contrato de alquiler, el propietario decidiera vender el inmueble.

  4. Transmitir la titularidad del alquiler.
    La ley permite al inquilino transmitir su titularidad de arrendatario a otros familiares manteniéndose las condiciones y características pactadas con el primer titular en un buen número de casos.  De verse en la situación, lo mejor es consultar de forma particular en un servicio de asesoramiento legal, como el que incluyen los seguros de defensa jurídica, este punto para poder hacer valer este derecho del inquilino siempre que sea necesario.

  5. Mantenimiento, conservación y actualización de las condiciones de la vivienda.
    Durante el periodo de alquiler, el inquilino tienen derecho a exigir al dueño del inmueble todas las obras o tareas de mantenimiento que sean necesarias para que la vivienda mantenga en perfecto estado de uso y conservación las condiciones que existían en la vivienda al inicio del periodo de alquiler. El coste económico de realizar este tipo de trabajos siempre correrá a cargo del arrendador.

En la práctica, estos 5 derechos básicos del inquilino de una vivienda están sometidos a las circunstancias e interpretaciones, particulares y propias de cada alquiler. Los contenciosos legales relacionados con los arrendamientos suelen ser habituales e inesperados, por lo que, la recomendación para el inquilino, es que cuente con la protección jurídica y el asesoramiento que brindan, entre sus coberturas, las pólizas seguros de defensa jurídica para disfrutar de las ventajas del alquiler de una vivienda con total seguridad y protección.

Back to top