Skip to Content

¿En qué casos se puede desheredar a un hijo?

dos dedos con una cara enfadada dibujada que sujetan una moneda
Generalmente, la familia es el mayor apoyo con el que puede contar cualquier persona, aunque una buena relación se puede ver truncada por distintas razones. Las discusiones, los roces o los enfados suelen estar a la orden del día dentro de la mayoría de los hogares, pero cuando las discordias alcanzan un cierto límite, las consecuencias pueden llegar a ser más graves. En estos casos, existe la posibilidad de que los progenitores tomen la decisión de desheredar a un hijo
 
Es lo que también se conoce como desheredación y consiste en privar de forma voluntaria de los derechos que le corresponden a un sucesor. Es importante mencionar que este mecanismo tiene efectos sobre el heredero forzoso al impedirle el acceso a la legítima, es decir, la parte de la herencia que por ley le corresponde como descendiente. Para ello, es preciso que concurra alguno de los motivos que establece el Código Civil y debe estar especificado en el testamento del fallecido. 
 

¿Cuándo está permitido desheredar a un hijo?

Las causas por las que la ley permite desheredar a un hijo están recogidas en el Código Civil y son las siguientes: 
 
  • El que fuera condenado por sentencia firme por haber atentado contra la vida, o a pena grave por haber causado lesiones o por haber ejercido habitualmente violencia física o psíquica en el ámbito familiar al causante, su cónyuge, persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.
  • El que fuera condenado por sentencia firme por delitos contra la libertad, la integridad moral y la libertad e indemnidad sexual, si el ofendido es el causante, su cónyuge, la persona a la que esté unida por análoga relación de afectividad o alguno de sus descendientes o ascendientes.
  • Asimismo el condenado por sentencia firme a pena grave por haber cometido un delito contra los derechos y deberes familiares respecto de la herencia de la persona agraviada.
  • También el privado por resolución firme de la patria potestad, o removido del ejercicio de la tutela o acogimiento familiar de un menor o persona con la capacidad modificada judicialmente por causa que le sea imputable, respecto de la herencia del mismo.
  • El que hubiese acusado al causante de delito para el que la ley señala pena grave, si es condenado por denuncia falsa.
  • El que, con amenaza, fraude o violencia, obligare al testador a hacer testamento o a cambiarlo.
  • El que por iguales medios impidiere a otro a hacer testamento, o revocar el que tuviese hecho, o suplantare, ocultare o alterare otro posterior.
  • Haber negado, sin motivo legítimo, los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda.
  • Haberle maltratado de obra o injuriado gravemente de palabra.
  • Haber perdido la patria potestad.
  • Haber negado los alimentos a sus hijos o descendientes sin motivo legítimo.
  • Haber atentado uno de los padres contra la vida del otro, si no hubiere habido entre ellos reconciliación.
  • Haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales.
 
Para desheredar a un hijo es necesario que se dé alguno o varios de los anteriores motivos, ya que además de especificar esta voluntad en el testamento, también se debe expresar la causa en la que se basa. Así, no sólo es importante dejar constancia por escrito de la herencia, sino que previamente es interesante recibir el asesoramiento en derecho de familia y sucesiones que ofrecen los seguros de defensa jurídica para que todo esté de acuerdo a la ley. 
Back to top