Skip to Content

¿Cómo resolver problemas con los vecinos?

La convivencia en una comunidad de propietarios no siempre es fácil. Pueden surgir roces por excesivos ruidos, discusiones o comportamientos inadecuados de mascotas. Lidiar con ellos es incómodo y dado el caso, es lógico que te preguntes ¿Cómo puedo resolver problemas con los vecinos?

En primer lugar valora la magnitud del problema. Piensa qué está ocurriendo y qué puede causarlo. Ponerse en la piel del vecino puede resultar útil. Es posible que no se dé cuenta de que está ocasionando un ruido excesivo por ejemplo. Por tanto lo primero es dialogar. Para ello te pondrás en contacto con el vecino y le expondrás tu problema. Hazlo con total claridad y sinceridad, pero nunca faltes al respeto. Deja pasar unos días,  pasado el tiempo es posible que recapacite y el problema acabe por solucionarse.

Pero a veces no es tan sencillo. ¿Cómo puedo resolver problemas con los vecinos si no quieren dialogar? Quizá una mayor presión ayude. Puede resultar útil exponer el problema a otros vecinos que estén afectados pero que no se hayan atrevido a dar el paso. También tienes derecho a hablar con el presidente de la comunidad y que este tome cartas en el asunto. Recibido el requerimiento el presidente puede convocar una Junta de vecinos.

Esa Junta de vecinos puede decidir iniciar acciones o no. Si la mayoría lo aprueba, el presidente puede pedir al vecino, dejando constancia por escrito, que modifique su comportamiento. Si después de un plazo no lo hace, la Junta también puede acordar llevarlo ante los tribunales según recoge la Ley de Propiedad Horizontal. Del procedimiento puede resultar una indemnización por daños y perjuicios e incluso la prohibición del uso de la vivienda al inquilino y/o propietario de hasta 3 años.

Si la comunidad desautoriza iniciar acciones contra el vecino problemático tienes la opción de acudir a la justicia por la vía civil y solicitar igualmente una indemnización por daños y perjuicios. Hasta aquí la protección que ofrece el Código Civil y la Ley de Propiedad Horizontal. Para supuestos más graves como amenazas hay que acudir al Código Penal. En ese caso debes denunciarlas aportando pruebas ante la policía o el juzgado y podrán ser calificadas como falta o delito dependiendo de la gravedad.

Son muchos los problemas que puede dar un vecino problemático: ruidos, discusiones, u obras que puedan causar problemas incluso en el interior de tu vivienda. Hay que estar protegido en el hogar, pero no puedes controlarlo todo. En definitiva, cuando te preguntas “cómo puedo resolver problemas con los vecinos” debes exigirte no ponerte a su altura, dialogar y si no cede iniciar las acciones legales que correspondan.

Back to top