Skip to Content

¿Cómo debo actuar en caso de haber sufrido una estafa en una compra por Internet?

A día de hoy, quién no ha realizado una transacción a través de alguna página web, nos inspire confianza, o no. Adquirir productos a través de la red es un hecho que se ha convertido en una práctica habitual, ya sea para comprar un libro, ropa o para adquirir un billete de tren y no nos paramos a pensar en aquellos casos en los que nos pueden engañar, hasta llegar a niveles que pueden perjudicar nuestra economía, acabar con nuestros ahorros o provocarnos una gran deuda. Si nos encontramos en alguno de estos casos, ¿cómo debo actuar en caso de haber sufrido una estafa en una compra por Internet?

Y es que existen páginas web que, por su apariencia, nunca imaginaríamos que se traten de sitios fraudulentos ya que, además, los productos y sus precios son reales. En estos casos, el pago suele solicitarse a través de la tarjeta de crédito pero el producto nunca llega a nuestras manos. Una modalidad muy común de fraude es el Phising o robo de identidad a través de spam, sitios web falsos, emails o sms con los que engañan a los usuarios para que les faciliten datos como el número de su tarjeta de crédito o de su cuenta bancaria; o el  Pharming, a través del cual se redireccionan las visitan que se realizan a sitios web reales a sus propias páginas web, dónde recopilan la información de los usuarios. 

Si detectamos que nos han engañado, ¿Cómo debo actuar en caso de haber sufrido una estafa en una compra por Internet? Lo primero que tenemos que hacer es ponernos en contacto con nuestra entidad bancaria para que nos informen sobre qué tenemos que hacer y si existe la posibilidad de, a través de alguna de las medidas de seguridad con las que contemos como clientes, poder recuperar el importe de la compra. 

Es imprescindible que bloquees la tarjeta de crédito para que los estafadores, si su objetivo era utilizar nuestros datos, no puedan realizar ninguna operación con ella. Asimismo, presenta una denuncia ante las autoridades pertinentes para que quede constancia del hecho. Para ello, debes recopilar toda la información posible, como resguardos que tengas, dirección de la página web, emails… y enviarlo cuanto antes.  

Además de saber cómo debo actuar en caso de haber sufrido una estafa en una compra por Internet debemos tener en cuenta una serie de consejos para no encontrarnos en esta situación. No debemos hacer caso nunca a correos electrónicos sospechosos o spam, tener actualizado un buen antivirus y tener en cuenta que la entidad bancaria nunca te va a solicitar vía email datos sobre tu usuario o tus claves. Es importante revisar que estás navegando a través de sitios web seguros, que se identifican con un candado en la barra de direcciones del navegador y que comienzan con https://.

En cuanto a las compras por Internet, hay que estudiar la empresa en la que vamos a realizar la compra y comprobar que sus datos son reales, además de revisar las opiniones de otros usuarios. No debes fiarte de  páginas web que ofrecen precios muy por debajo del mercado ya que no suelen ser sitios seguros y sobre todo no comprar a través de grandes ofertas que te lleguen por correo electrónico y, si es posible, elegir siempre la fórmula de pago contra reembolso.

Back to top