Skip to Content

Reclamar daños ocultos en una compraventa de vivienda

problemas compra venta casas

Antes de adquirir un inmueble debes revisar bien su estado, en qué condiciones se encuentra, porque dependiendo de ello sabrás si el precio que exige el vendedor es el adecuado o si tendrás que hacer algún desembolso para dejarlo en buenas condiciones. Pero los defectos no siempre son visibles, puede haber goteras en un ático y no descubrirlo hasta que llueva, por ejemplo. Por eso la ley te ampara a la hora de reclamar daños ocultos en una compraventa de vivienda. Es bueno que conozcas tus derechos.

En primer lugar los desperfectos, o vicios ocultos de una compraventa, debían existir antes de que adquirieses el inmueble. Además estos tienen que ser graves y sobre todo y como su propio nombre indica: deben ser ocultos, es decir, imperceptibles antes de hacer uso de la vivienda. No se trata sólo de goteras: un mal diseño o el uso de materiales poco adecuados puede hacer que aparezcan grandes grietas en techos o paredes una vez ya has adquirido la vivienda. 

El siguiente paso a la hora de reclamar daños ocultos en una compraventa de vivienda es identificar al responsable. Si has comprado el piso o la casa en el mercado de segunda mano a quién debes dirigirte es al vendedor. Si es una vivienda nueva los responsables son el constructor y el promotor. 

Los plazos de garantía y demanda también son distintos dependiendo de si la vivienda es nueva o de segunda mano. En el primer caso la Ley de Ordenación de la Edificación da diez años de garantía para defectos de construcción que afecten a la estructura y la estabilidad del edificio; tres años para defectos en elementos que hagan inhabitable el inmueble; y un año para defectos en los acabados de los elementos de la casa. Podrás acudir a la justicia en un plazo máximo de 2 años desde que surgió el daño oculto. En el caso de viviendas de segunda mano debes actuar más rápido dado que el plazo es de 6 meses desde que se te entregó el inmueble.

Antes de acudir a la justicia es recomendable ponerse en contacto con el vendedor o el promotor y el constructor. Puede que llegues a un acuerdo y así encuentres una solución más pronto. En este caso debes tener en cuenta que la notificación de los daños ocultos debe hacerse por escrito mediante burofax para que quede constancia si se da el caso de tener que acudir a los tribunales de justicia porque eso detendría el plazo de 6 meses en casas de segunda mano y de 2 años en las nuevas.

Reclamar daños ocultos en una compraventa de vivienda es engorroso pero no debes dejarlos pasar. Si no tienes más remedio que dar el paso y demandar ten en cuenta que harán falta informes periciales que acrediten el daño. Ambas partes pueden solicitarlos. En tu caso te será de ayuda la cobertura que te preste tu seguro de hogar. Puede que antes hayas llegado a un acuerdo con la contraparte para que arregle el daño. En el caso de demanda puede que la sentencia establezca el pago de una indemnización. Dado el caso la comunidad de vecinos se hará cargo de administrar ese dinero para arreglar el daño.

Back to top