Skip to Content

Impugnar una decisión de una Junta de vecinos

impugnar junta vecinos

La convivencia no siempre es fácil y lidiar con los problemas que se producen en una comunidad de vecinos puede dar muchos dolores de cabeza. A veces puede que se adopten decisiones por mayoría en la Junta que consideremos injustas y que en muchas ocasiones suelen tener que ver con el pago de aportaciones extraordinarias, derramas o se toman decisiones que no estaban especificadas en el orden del día. Dado el caso es útil que sepas cómo impugnar una decisión de una Junta de vecinos.

En primer lugar es deseable intentar evitar llegar a este punto. No todo el mundo participa y acude a las juntas. Es importante ir y convencer a los vecinos de que lo hagan. Hay que leer el orden del día porque puede que se traten asuntos polémicos que te afectan y en los que quieras hacer uso de tus derechos de voz y voto.

Pero si con tu voto en contra no ha sido suficiente, la ley de Propiedad Horizontal te permite impugnar una decisión de una Junta de vecinos si se dan tres supuestos: que la decisión sea ilegal o contraria a los estatutos de la comunidad de vecinos, que sea lesiva para la comunidad en su conjunto y beneficiosa para unos pocos propietarios, o que sea perjudicial para uno o varios vecinos. El o los propietarios que inicien los trámites deben estar al corriente de pago, excepto si la decisión que se impugna tiene que ver con una alteración de las cuotas. 

Puedes impugnar la decisión tanto si fuiste a la junta como si no. En todo caso es muy recomendable que acudas, que expreses tu postura y que votes en contra. Si aun así se aprueba debes insistir para que el Secretario recoja tu disconformidad en el Acta. Esto ayudará mucho en el proceso judicial. Si no acudiste a la junta y no enviaste ningún representante debes notificar en un plazo máximo de 30 días por escrito al secretario de la junta tu desacuerdo. Este trámite ayuda pero la jurisprudencia no lo entiende como obligatorio, salvo si se trata de una decisión que requiere de unanimidad en la junta. 

Los plazos para impugnar una decisión de una Junta de vecinos son diferentes según los casos. No deberán pasar más de tres meses desde que se adoptó el acuerdo excepto si esa decisión fuese ilegal o contraria a los estatutos de la comunidad. Para ese caso el plazo es de un año desde su aprobación. Si estuviste ausente en la junta el plazo comenzará a contar desde que se te comunicó la decisión.

El proceso de impugnación sólo se puede tramitar por vía judicial. Para ello se interpondrá una demanda, y la sentencia dictaminará si la decisión es válida o no. La ley prevé que la ejecución de esa decisión no se pare durante el proceso salvo si el juez lo dispone como medida cautelar. 

Las reglas para impugnar una decisión de una Junta de vecinos son claras, pero el proceso judicial puede ser largo. Si la decisión a impugnar afecta a la integridad de tu domicilio y el juez no ha creído oportuno paralizar la obra, el seguro de hogar te puede ayudar ante cualquier imprevisto. Lo ideal es luchar para que la junta no llegue a aprobar algo que nos perjudique, pero si se da el caso es necesario actuar y mientras tanto estar protegidos al máximo.

Back to top