Skip to Content

Los secretarios judiciales podrán celebrar matrimonios

secretarios judiciales matrimonio

Los secretarios judiciales también podrán celebrar matrimonios, separaciones y divorcios de mutuo acuerdo, siempre y cuando no haya hijos menores de edad ni personas con discapacidad, según informaciones publicadas por Europa Press. El grupo popular en el Congreso de los Diputados ha enmendado así la Ley de Jurisdicción Voluntaria que amplia esta potestad para incluir a los notarios.

De esta manera, la nueva regulación permite celebrar bodas ante el secretario judicial, notario, encargado del registro civil, el cónsul o funcionario judicial, juez de paz y alcalde o concejal. La enmienda del grupo popular, a la que ha tenido acceso Europa Press, ofrece a estos profesionales de la Justicia como alternativa a los anteriores "para evitar situaciones de imposibilidad de ejercicio de un derecho, que hasta ahora era gratuito, por falta de medios".

Y es que la Ley de Jurisdicción Voluntaria nace con el objetivo de distinguir entre lo que es propiamente jurisdicción voluntaria, en la que los expedientes son tramitados en sede judicial por jueces o secretarios judiciales, y aquellos otros asuntos que pasarán a ser expedientes notariales y registrales. Así, en los matrimonios, además de mantener las vías tradicionales para formalizar la unión se incluye a los notarios, que instruirán los expedientes matrimoniales y podrán realizar la unión. Además, se reforma el Código Civil para reconocer el derecho a celebrar matrimonio religioso con efectos civiles a las confesiones reconocidas con la declaración de notorio arraigo, que se equiparan así a la religión católica a la hora de oficiar matrimonios.

Por otra parte, la Ley elimina el supuesto de emancipación por matrimonio. El motivo es que antes existía la posibilidad de emanciparse por matrimonio y éste podía contraerse desde los catorce años, edad inferior a la prevista en gran parte de los ordenamientos de los países de nuestro entorno. Sin embargo, la edad para contraerlo se ha elevado a los dieciséis años, de acuerdo con los trabajos realizados por Justicia y por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que hace innecesario mantener esa posibilidad.

En cuanto a las separaciones y divorcios, en los casos de mutuo acuerdo e inexistencia de hijos menores o personas con capacidad judicialmente completada, los ciudadanos también podrán acudir al juzgado o al notario, según entiendan más conveniente para sus intereses.

Back to top