Skip to Content

5 claves para apostar por la jubilación parcial

5 claves para apostar por la jubilación parcial

Has cumplido los 60 años y, aunque te encanta tu profesión, cada vez se te hacen más pesadas las jornadas de trabajo. Después de darle muchas vueltas has decidido que, tal vez, lo más adecuado sea jubilarte de forma parcial, aunque todavía tienes dudas sobre si es la mejor solución para ti. Estas 5 claves para apostar por la jubilación parcial te permitirán tenerlo todo más claro de cara a tu futuro.

  1. En primer lugar, debes saber que se considera jubilación parcial a aquella que se inicia después del cumplimiento de los 60 años,y que se desarrolla de forma simultánea a un contrato de trabajo a tiempo parcial. Esta jubilación puede hallarse vinculada o no con un contrato de relevo con un trabajador en situación de desempleo o que tenga concertado con la empresa un contrato de duración determinada.
  2. Podrán acceder a la misma los trabajadores por cuenta ajena integrados en cualquier Régimen de la Seguridad Social, así como los socios trabajadores o de trabajo de las cooperativas que tengan 60 años cumplidos y reúnan las demás condiciones exigidas para tener derecho a la pensión.
  3. La tercera de las 5 claves para apostar por la jubilación parcial hace referencia a la cuantía de la pensión. La cuantía resultará de aplicar el porcentaje de reducción de jornada al importe de la pensiónque le correspondería al trabajador. Esto se realiza de acuerdo con los años de cotización acreditados, pero sin la aplicación del coeficiente adicional correspondiente por el régimen aplicable.El importede la pensión no podrá ser menor, en ningún caso, a la cuantía que resulte de aplicar ese mismo porcentaje al importe de la pensión mínima vigentepara los jubilados mayores de 65 años.
  4. La pensión así calculada es compatible con la pensión de viudedad y la prestación por desempleo, pero incompatible con las pensiones de incapacidad permanente absoluta , gran invalidez y la pensión de incapacidad permanente total para el trabajo prestado en virtud del contrato que dio lugar a la jubilación parcial.
  5. El jubilado parcial tendrá la consideración de pensionista para la percepción de prestaciones médicas, farmacéuticas y de servicios sociales.

Las ventajas de suscribir la jubilación parcial son muchas pero, si te quedan dudas acerca de la cuantía de tu prestación, recuerda que los planes de pensiones son el complemento ideal a tu jubilación parcial. Además de asegurar tu calidad de vida futura, te permitirán conseguir un gran ahorro fiscal.

Back to top