Skip to Content

¿Cuáles son los bancos con mejor nivel de solvencia de la zona euro?

Un inversor comprueba la evolución de las acciones en su smartphone
Los bancos españoles pueden presumir de situarse entre los más solventes de la zona euro, tanto por su rating crediticio como por los resultados de los test de estrés de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) y el BCE. 
 
Santander y BBVA, de hecho, figuran entre las entidades con mejor nota de Europa. Sólo el freno que establece el rating del Estado español (ningún emisor puede superar la calificación del propio país) impide que estos dos bancos tengan un mejor nivel de solvencia.
 
Así, la agencia de calificación crediticia Fitch, especializada en el sector financiero, otorga a los dos gigantes bancarios de España un rating de “A-“. Esta nota de solvencia equivale a un nivel de riesgo bajo de incumplimiento de sus obligaciones en comparación con otras entidades del país. Por debajo de Santander y BBVA, destacan Caixabank (rating “BBB+”), Sabadell (“BBB”) y Bankia (“BBB”).
 
Entre las antiguas cajas de ahorros de España, hoy reconvertidas en entidades bancarias o integradas en grupos más grandes, Kutxabank logra una nota de “BBB+”, igual que Unicaja Banco. Liberbank, por su parte, obtiene un rating “BB+”.
 
Recientemente, el pasado mes de marzo, el BCE también ha destacado que menos del 10% de los bancos de la eurozona, la mayoría, de pequeño tamaño, no ha superado las pruebas de esfuerzo macroprudenciales y dinámicas. 
 

Santander destaca en los test de estrés

La crisis financiera que estalló en 2008 tuvo efectos directos en la regulación del sector bancario. Para poder prever el comportamiento de las entidades financieras y la capacidad de resistencia del sector ante escenarios económicos adversos, la Autoridad Bancaria Europea (EBA) diseñó en 2009, junto al Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE), los test de estrés.
 
Se trata de pruebas que se realizan sobre las entidades financieras para valorar su situación y su capacidad de resistencia ante escenarios de crisis y desaceleración o recesión económica. El objetivo de los test de estrés es comprobar la estabilidad del sistema financiero ante posibles escenarios de riesgo de contagio o sistémico. Para ello, la EBA establece una serie de parámetros macroeconómicos negativos (caída del PIB y de la demanda interna, aumento del desempleo y de los impagos, etc.) para comprobar su impacto en el capital de las entidades.
 
Según los resultados de los últimos test, realizados en noviembre de 2018, el Banco Santander es el más resistente de todos los grandes bancos de Europa. En el hipotético escenario más adverso planteado por la EBA, el grupo financiero que preside Ana María Botín sería el que menos capital destruiría en tres años. El planteamiento de la EBA para realizar estas pruebas contempla que el Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea (UE) acumularía una desviación del 8,3% entre 2018 y 2020 respecto a las estimaciones del BCE. 
 

Notas de solvencia en la gran banca europea

Entre las grandes entidades financieras europeas analizadas por Fitch, las francesas BNP Paribas y Crédit Agricole tienen un rating “A+” (superior a Santander y BBVA), igual que la holandesa ING, mientras que la germana Deutsche Bank ostenta una calificación “BBB+” (riesgo “moderado” de impago). La también gala Société Générale, por su parte, logra una nota “A”, justo por encima de los dos grandes bancos españoles.
 
Unicredit, la mayor entidad financiera de Italia, logra un rating “BBB” por parte de Fitch, igual que Intesa Sanpaolo, el segundo mayor banco transalpino. La suiza UBS, por último, obtiene una calificación de “A+”, la misma que los dos grandes grupos financieros españoles.
Back to top