Skip to Content

Consejos para ahorrar tras la cuesta de enero

pareja en una cocina haciendo cálculos
Después de las fiestas navideñas, llega un periodo en el que es necesario recortar gastos en casa para volver a equilibrar el presupuesto. Aunque lo más aconsejable sería no gastar demasiado durante la época de Navidad, el consumismo que rodea estas fechas convierten este propósito en algo difícil de conseguir. Por lo tanto, la cuesta de enero y algunos de los meses siguientes se convierten en uno de los momentos más temidos para muchas personas porque significa tener que recuperarse económicamente
 
Al gran desembolso de dinero que se suele producir durante las últimas semanas de diciembre y principios de año, se suman los incrementos en las tarifas que suelen experimentar los servicios básicos después de las campanadas, entre los que destacan la electricidad y el gas. Ante esta situación tan complicada, se pueden seguir algunos consejos para superar la cuesta de enero de una forma casi infalible e incluso conseguir ahorrar
 

Consejos para reducir gastos e intentar ahorrar:

  • Planificación para controlar los gastos. Así, es aconsejable elaborar un listado con los ingresos y los pagos que sean obligatorios (hipoteca o alquiler, luz, agua, Internet, etc.) para determinar el dinero que resta, al que hay que procurar amoldarse para estabilizar el presupuesto durante el primer mes del año. Para conseguirlo, una buena técnica consiste en dividir la cantidad sobrante entre las diferentes necesidades del hogar que sean imprescindibles. 
  • Hay que reducir al máximo los gastos innecesarios, ya que es el momento menos idóneo para adquirir cosas que realmente no se necesitan y que descuadran la economía. El hecho de que las rebajas se concentren en esta época no ayuda demasiado a cumplir con este punto, por lo que conviene hacer examen de conciencia para realizar un consumo responsable y evitar las compras por impulso. 
  • La planificación de los menús semanales es una buena solución para organizar las comidas y aprovechar lo que se tiene en la despensa y la nevera al máximo. 
  • A la hora de realizar la compra semanal, es interesante llevar una lista cerrada de productos para evitar caer en tentaciones en el supermercado. Además de adquirir únicamente lo necesario semana a semana, también es recomendable comparar precios entre diferentes establecimientos para encontrar el más bajo. 
  • Durante la cuesta de enero es más importante que nunca seguir los consejos para ahorrar en la vivienda, tales como apagar las luces de las habitaciones donde no haya nadie, poner la lavadora cuando esté totalmente llena, encender la calefacción entre 19 y 21 grados, etc. 
  • El transporte también es una partida que conviene controlar. Para ello, en lugar de coger el coche para ir a trabajar se puede optar por compartir vehículo con otros compañeros, desplazarse en metro o autobús, e incluso en bicicleta o andando. 
  • Para llevar un mayor control de los gastos es recomendable pagar siempre en efectivo. Si habitualmente se utiliza la tarjeta de crédito para todas las transacciones, a final de mes es probable encontrarse con alguna sorpresa en la cuenta bancaria. 
  • Aunque a priori pueda parecer una buena idea el hecho de contratar un crédito para superar la cuesta de enero, a largo plazo se demuestra que es un grave error. Salvo que la situación no sea muy asfixiante, es preferible realizar los ajustes necesarios durante el primer mes para pasar el resto del año sin ninguna deuda pendiente. 
Back to top