Skip to Content

¿Qué pasa con la pensión si cotizo en el extranjero?

Varias personas, sentadas y de pie, en una oficina con ordenadores.
Hay una gran diferencia si el país donde ha trabajado pertenece o no la Unión Europea. Como la casuística sería muy prolija si tratáramos  todos los países, nos limitaremos, exclusivamente, a los de la zona europea.
 

Pensión y cotización si has trabajado en varios países de la Unión Europea

Si has trabajado en varios países de la Unión, puedes haber acumulado derechos de pensión en cada uno de ellos. Por eso, seis meses antes de jubilarte, es conveniente que te informes sobre tu pensión. Ten en cuenta que en algunos países estos trámites pueden llevar bastante tiempo. 
 
Para tramitar la pensión, deberás dirigirte a la administración de pensiones del país donde vives actualmente o del último donde hayas trabajado. Si en el país donde vives no has trabajado nunca, este remitirá la solicitud al último en el que hayas trabajado. Ese país pasa a ser responsable de tramitar tu solicitud y de confeccionar el historial completo de tus cotizaciones de la pensión en los países donde hayas trabajado.
 
En algunos países, la administración de pensiones te enviará el formulario de solicitud de pensión antes de que llegues a la edad de jubilación en ese país. Si no lo ha hecho, ponte en contacto con ella para que te la mande.
 
Los requisitos y la documentación que necesitas pueden variar según el país, pero en todos tienes que aportar tus datos bancarios y un documento de identidad. Para más exactitud, dada la variedad de requisitos exigibles, es conveniente dirigirse a la administración de pensiones que tramita la solicitud.
 

Edad de jubilación en la Unión Europea

En la Unión Europea la edad de jubilación varía de unos países a otros. En algunos tendrás que esperar más tiempo que en otros para empezar a percibir tu pensión. 
 
La pensión la puedes solicitar en el lugar donde vives actualmente cuando hayas cumplido la edad legal de jubilación en ese país. 
 
Si has trabajado en otros países, la parte correspondiente al periodo trabajado la recibirás cuando llegues a la edad de jubilación estipulada en cada uno de ellos. Por eso es importante informarse en todos los países en los que se haya trabajado –con la antelación suficiente- cuál será tu situación si cambias la fecha en la que empiezas a cobrarla. Si empiezas a cobrar una pensión antes que otra puede que se cambien los importes que recibas. 
 

Periodos contabilizados 

En algunos países de la Unión Europea, para tener derecho a pensión hay que haber trabajado un mínimo de tiempo que varía, también, de unos países a otros. En ese caso, para determinar si tienes derecho a pensión, se aplicará el principio de totalización de periodos, por el cual la administración que tramite el expediente debe contabilizar todos los periodos que hayas trabajado en otros países, como si hubieras desempeñado tu actividad solo en ese. Así, el tiempo dedicado en otro país, aunque no llegue al mínimo requerido, no se pierde a efectos de pensión. El país donde hayas trabajado más lo tendrá en cuenta a la hora de calcular la pensión. 
 
En cualquier caso, disponer de un plan de pensiones privado es la mejor opción para garantizar una prestación económica que nos permita mantener el mismo nivel de vida también después de la jubilación.
 

Cómo se calcula la pensión

La administración de pensiones de cada país en el que hayas trabajado estudiará las cotizaciones que has pagado y los periodos dedicados en cada uno de ellos, y con esas cifras calculará la parte de la pensión que debe pagarte.
 
Para ello, cada una sumará los periodos que hayas completado en cada país y calculará qué pensión te correspondería si todas esas cotizaciones se las hubieras pagado a su seguridad social durante todo ese tiempo. Es lo que constituye el llamado "importe teórico". A continuación, ese importe se ajustará para que refleje el tiempo que de hecho hayas estado cubierto en ese país, la llamada "prestación prorrateada".
 
Si cumples los requisitos para tener derecho a una pensión nacional con independencia de cualquier periodo que hayas completado en otros países, la administración también calculará la pensión nacional. Es la llamada "prestación independiente". Una vez calculada, se compara la "prestación prorrateada" con la "prestación independiente" y la mayor de las dos es la pensión que recibirás de ese país. 
 
Cada país te enviará una nota especial con los motivos de su decisión. 
 

El pago de la pensión

Si vives en la Unión Europea, cada país que te concede una pensión suele ingresar el importe correspondiente en una cuenta bancaria de tu lugar de residencia. Si no, es posible que tengas que abrirte una cuenta en cada país en el que has trabajado para que te pague una pensión.
 

Pensiones de incapacidad o supervivencia

Estas normas también son aplicables al cálculo de las pensiones de incapacidad y las pensiones de supervivencia. No obstante, es importante recordar que:
 
  • Si solicitas una pensión o prestación de incapacidad, puede ser que cada uno de los países donde hayas trabajado quiera antes hacerte una revisión médica,  y no sería de extrañar que llegaran a conclusiones diferentes. 
  • En algunos países de la UE no existen las pensiones de supervivencia. Si tu marido o tu mujer trabajan en el extranjero y cuentas con recibir una pensión de supervivencia, comprueba que en ese país exista este tipo de pensión.
Back to top