Skip to Content

Los trabajos de verano que dan para vivir todo el año

mano sujetando una bandeja con bebidas en la playa
Los meses más calurosos del año son sinónimo de vacaciones para un gran porcentaje de la población. Sin embargo, en esta temporada también tienen lugar los trabajos de verano en los que miles de personas encuentran una oportunidad para desempeñar una profesión. 
 
Durante la temporada estival se reactivan algunos sectores de la economía y por ello, antes de su inicio, es posible encontrar una gran oferta de empleo. Ya sea en el extranjero o en territorio nacional, este tipo de trabajos temporales son una buena opción para quienes buscan perfeccionar su CV, conseguir un dinero extra o incluso trabajar únicamente durante el verano para poder dedicarse a otros asuntos durante el resto del año.  
 

Los mejores trabajos de verano 

  • Festivales de música: este tipo de eventos suelen abarcar un periodo más amplio que el verano, ya que por norma general la temporada de festivales comienza en primavera y finaliza en otoño. No obstante, constituye una alternativa muy interesante para especializarse en el sector audiovisual y al mismo tiempo disfrutar de la música en directo y del encanto de los diferentes emplazamientos. 
  • Hoteles: ya sabemos que durante el verano se disparan las reservas en los alojamientos costeros, por lo que en estos lugares es posible encontrar un trabajo seguro. Además, los hoteles demandan un amplio abanico de perfiles, desde recepcionistas hasta camareros, pasando por personal de limpieza, animadores, equipo de mantenimiento, etc. 
  • Campamentos de verano: estas actividades son un clásico de la época veraniega, ya que durante las vacaciones escolares, muchos padres que aún continúan trabajando recurren a esta opción para que sus hijos estén entretenidos. Por ello, constituyen uno de los principales trabajos de verano, enfocado sobre todo a educadores o monitores de ocio y tiempo libre. 
  • Parques de atracciones y acuáticos: cuando las temperaturas comienzan a subir, el ocio es uno de los principales reclamos. Así, la época álgida de estos parques es el verano, momento en el que buscan completar sus plantillas con trabajadores temporales. 
  • Socorrista: para desempeñar este trabajo de verano es necesario contar con una titulación oficial pero una vez obtenida es posible ejercer en una playa o en una piscina. 
  • Hostelería: los bares, restaurantes, chiringuitos, pubs y discotecas suelen completar su aforo en la temporada de sol, por lo que para responder a esta demanda se necesita un mayor número de camareros y cocineros. 
  • Au pair: los meses estivales también son una excelente oportunidad para trabajar cuidando niños en la casa de una familia. Si además esta tarea se ejerce en el extranjero, la experiencia puede servir para aprender o perfeccionar un idioma. 
  • Supermercados: en verano, este tipo de establecimientos necesitan incrementar su plantilla para cubrir las vacaciones del personal habitual o para reforzar aquellas tiendas que se encuentran en zonas de gran afluencia turística.
  • Tareas agrícolas: durante esta época es posible elegir un trabajo diferente para realizar labores en el campo. Algunas de las opciones más interesantes son las granjas orgánicas o la recolecta de diferentes productos. 
  • Voluntariado: aunque se trate de un trabajo de verano no remunerado, en la temporada estival se pueden adquirir competencias y habilidades de esta manera, y al mismo tiempo vivir una experiencia realmente enriquecedora. 
 
Es importante tener en cuenta que ya sea a través de un trabajo de verano o de otro continuo, siempre hay que saber administrar los ingresos y destinar una parte al ahorro para cuando llegue el momento de disfrutar de la etapa de la vida libre de compromisos laborales. 
Back to top