Skip to Content

¿Qué supuestos cubre un Plan de Pensiones?

Para mantener el poder adquisitivo y nivel de vida actual después de la jubilación es imprescindible complementar la pensión pública de a la Seguridad Social con el ahorro privado. El plan de pensiones es el producto óptimo para instrumentar este ahorro destinado a la jubilación, ya que está diseñado específicamente para este fin. Pero, ¿qué supuestos cubre un Plan de Pensiones

Los planes de pensiones y los planes de previsión asegurados (PPA) son alternativas de ahorro pensadas especialmente para obtener una renta adicional en el momento de la jubilación. Antes de plantearnos qué supuestos cubre un plan de pensiones debemos preguntarnos qué tipo de rentabilidad busco en mis ahorros.  Un plan de pensiones invierte en una cesta de activos pudiendo rescatar el principal si concurren ciertas circunstancias, mientras que los planes de previsión asegurados (PPA) son seguros de vida-ahorro con una rentabilidad asegurada. 

¿Qué supuestos cubre un plan de pensiones? Los planes de pensiones cubren contingencias como jubilación, invalidez permanente, fallecimiento y dependencia, incluyendo las aportaciones en fondos de pensiones que se administran a través de entidades gestoras, formando una cesta de activos de renta variable, fija o mixta. La rentabilidad obtenida variará en función de la evolución de dichos valores. 

No obstante, ambos vehículos de inversión y ahorro, PPA y Plan de Pensiones, comparten características como la iliquidez, fiscalidad ventajosa o facilidad de traspaso:

  • La iliquidez es una característica que se repite en ambos vehículos puesto que no es posible rescatarlo bajo cualquier circunstancia. Sólo es posible rescatar el importe del plan bajo ciertos supuestos tasados y sujetos a la legislación vigente, como desempleo de larga duración, enfermedad... Aunque la última reforma ha introducido cambios que flexibilizan este régimen y permiten rescatar las aportaciones realizadas a partir de 2015 en un periodo de 10 años. 

  • La fiscalidad ventajosa que se materializa en que las aportaciones realizadas a un plan de pensiones reducen la base imponible del IRPF y se difiere el pago impositivo hasta el momento de su rescate. 

  • La facilidad de traspaso que permite cambiar de entidad o plan de pensiones sin tener que tributar y de forma sencilla, pudiendo así beneficiarte de bonificaciones. 

Si quieres saber cuál es la mejor opción para tu jubilación existe una amplia gama de Planes de Pensiones con los que ahorrar de forma flexible y con la posibilidad de realizar traslados entre ellos sin ningún coste; lo que permite diversificar el ahorro y optimizar a largo plazo los rendimientos. 

Back to top