Skip to Content

¿Cómo elegir un centro de rehabilitación?

chica haciendo rehabilitación acompañada de dos profesionales médicos
Al igual que en cualquier otro servicio relacionado con la salud, elegir el centro de rehabilitación más adecuado según nuestras necesidades o las de un familiar cercano, es de vital importancia para alcanzar los objetivos más exitosos. Cuando alguien se somete a un proceso de rehabilitación siempre es para mejorar algo, ya sea recuperar la movilidad, ciertas funciones corporales que hayan sido dañadas, reducir el dolor, etc. 
 
Dada la importancia de este tipo de tratamientos para el bienestar de la persona, es preciso seguir algunos consejos para saber cómo elegir el centro de rehabilitación apropiado:
 
  • Solicitar información en diferentes clínicas es la clave para poder elegir la mejor opción. Es recomendable comparar los servicios y tarifas de varios centros de rehabilitación, así como valorar las opiniones de gente cercana o comentarios que encontremos por Internet sobre los mismos. 
  • Uno de los puntos más importantes es que el centro de rehabilitación ofrezca el tratamiento concreto según el tipo de lesión o afección que se necesite tratar. 
  • El centro debe contar con las instalaciones y servicios necesarios para que sea un lugar cómodo y agradable donde el paciente realice sus ejercicios. Antes de elegir un centro u otro, es aconsejable visitar previamente las diferentes clínicas que estemos barajando para poder comprobar in situ cómo son sus aparatos, las habitaciones, las consultas de los especialistas, etc. 
  • El proceso de rehabilitación debe ajustarse de forma concreta a las circunstancias e intereses del paciente. A través de un plan se deben definir el tratamiento, la duración del mismo y los objetivos que se pretenden alcanzar.
  • Es preferible que el centro cuente con un equipo multidisciplinar para que pueda abordar la misma dolencia desde diferentes puntos de vista. No hay que olvidar que el equipo de profesionales siempre debe trabajar de forma coordinada para que el proceso de recuperación tenga mejores resultados.  
  • La ubicación también es otro aspecto importante que hay que tener en cuenta. Conviene que el centro de rehabilitación esté lo más próximo posible al domicilio para que el paciente no tenga que depender de otras personas a la hora de desplazarse, en el caso de que fuera necesario según sus circunstancias personales.
  • En función del caso, quizás convenga elegir un centro de rehabilitación que ofrezca sus servicios 24 horas al día, incluyendo los fines de semana y festivos. 
  • Aunque cuando se trata de la salud, hay que procurar no escatimar en gastos, el precio es un detalle que debemos consultar. Conociendo las tarifas de cada tratamiento evitaremos llevarnos sorpresas en el futuro. 
  • Otro punto a tener en cuenta antes de contratar los servicios de una clínica de rehabilitación es comprobar si ésta está homologada y cumple con los requisitos de seguridad y calidad exigidos por ley. 
Sabiendo cómo hay que elegir un centro de rehabilitación, si cuentas con un seguro de salud, te recomendamos que revises tu póliza para saber si entre las coberturas contratadas se incluye el tratamiento de rehabilitación que necesitas. Además, las compañías aseguradoras cuentan con un listado de centros especializados a los que puedes acudir.
Back to top