Skip to Content

¿Cómo curar una herida para evitar que se infecte?

corte en un dedo
Debajo de la piel hay un tejido subcutáneo, músculos, tendones y huesos. Por eso, es importante que antes de curar un corte realicemos una exploración exhaustiva de la herida y su gravedad para descartar que alguno de ellos esté dañado. 
 

Como curar un corte dependiendo de su gravedad

Tras la valoración inicial de la herida, procederemos a la cura del corte que dependerá de su gravedad, siendo los cortes leves fáciles de curar en casa, mientras otros precisarán atención médica. 
 
  • Cortes leves: bastará con limpiar y desinfectar la herida en profundidad y colocar un apósito oclusivo para detener su sangrado. Las heridas superficiales suelen cerrarse con el uso de los llamados “puntos de papel”, unas bandeletas adhesivas que sellan la lesión sin necesidad de sutura. También se puede utilizar un material adhesivo, a modo de “pegamento” y que se vende en pequeños tubos para monouso. 
  • Cortes medios: si el sangrado es excesivo deberás ir al médico para que frene la hemorragia. Además de curar la herida, valorará si es necesario el uso de un antibiótico profiláctico para evitar que la herida se infecte. También comprobará si estas correctamente vacunado del tétanos (si no ha ido al médico, deberás tenerlo en cuenta tú mismo).  Si la herida pierde otro tipo de líquido, no sangre, no podremos suturarla por lo que procederemos a una cura oclusiva, normalmente con pomada antibiótica que será revisada cada 24-48 horas hasta que la herida se cierre por completo.
  • Cortes profundos: si la herida precisa sutura procederemos a la administración de anestesia local y posterior sutura con puntos. Si nos hemos dañado el tendón será necesario suturarlo, para lo que el médico utilizará un material de sutura reabsorbible, que no tiene que retirarse posteriormente. Mientras que en la piel utilizará un hilo no reabsorbible que deberemos retirar entre 7 y 10 días después. En caso de que el corte sea aún más grave y se hayan visto afectados ligamentos, vasos sanguíneos, nervios, etc, puede ser necesaria la inmovilización durante un tiempo para facilitar la reparación de los planos profundos. En caso de que el tendón haya sido seccionado completamente suelen precisarse 6 semanas de inmovilización. 
 
Cuando la lesión ha sido importante, puede resultar conveniente ir a rehabilitación para recuperar la completa movilidad. Por supuesto, en caso de herida no complicada, tras la retirada de los puntos, se puede hacer vida absolutamente normal. ¡Y recuerda, independientemente del material empleado debemos evitar mojar la herida hasta su total cicatrización!
Back to top