Skip to Content

¿Qué derechos tengo si me hospitalizan en el extranjero?

Figuras de personas borrosas con uniformes azules en el pasillo de un hospital

Si se viaja a un país de la CE o a Suiza se tiene acceso –con la Tarjeta Sanitaria Europea- a los sistemas nacionales de salud en las mismas condiciones que los nacionales de esos países. Es decir, que si el sistema público del país en el que se está es gratuito, de copago o reembolso, la atención se prestará bajo estas modalidades. Si es de pago, se puede solicitar el reembolso al organismo nacional del país donde se esté según sus normas y baremos, o bien al organismo asegurador al regresar a España.

Si se carece de la Tarjeta Sanitaria Europea o el hospital donde se ha sido atendido es privado y no la aceptan, habrá que pagar por la asistencia, pero se puede solicitar el reembolso al volver a España, tanto si se trata de servicios de asistencia sanitaria pública como privada. Sin embargo, hay que saber que solo se reembolsarán los tratamientos a los que se tenga derecho y en la misma cuantía que importe el mismo  tratamiento en España.

Si se desea informarse bien de los derechos que se tienen antes de recibir la asistencia, cada país de la UE dispone al menos de un punto de contacto nacional en el que se puede obtener información sobre si se tiene derecho o no a reembolso y si se aplican determinados límites. 

Fuera de la UE

Fuera de la Unión Europea, los gastos de hospitalización y tratamiento médico en el extranjero no están cubiertos por la Seguridad Social española, ni por el seguro médico privado español, ni por la póliza que se suscribe al comprar un billete de avión con tarjeta de crédito, sino que debe ser el interesado el que los asuma, y pueden llegar a ser muy elevados.

Por eso, cuando se esté planificando el viaje, hay que valorar los riesgos que se pueden correr, y no olvidarse de contratar un seguro para casos de enfermedad o accidente durante el viaje, incluida la evacuación en avión medicalizado, con la más amplia cobertura y para todos los países que se vayan a visitar. Muchas personas, cuando han tenido que hacer frente a una emergencia médica en el extranjero, se han lamentado amargamente por no haber contratado un seguro médico antes de realizar el viaje.

Algo importante a tener en cuenta a la hora de contratar el seguro es la finalidad o el motivo del viaje. No es lo mismo un viaje turístico, de placer o cultural, que otro en el que se va a practicar algún deporte de riesgo, como esquiar, alpinismo, submarinismo, parapente, carreras, etc., que precisan una cobertura específica. Por eso, hay que exigir y cerciorarse muy bien de que el seguro contratado cubre todas las actividades que se vayan a realizar y también, en caso de accidente, el rescate, evacuación médica o el traslado de los restos mortales. Asimismo, debemos tener presente que, de producirse algún accidente en un país extranjero, los protocolos de actuación y medios de rescate en dicho país, pueden diferir mucho de los que tenemos en España, por lo que, tal vez, nos veamos obligados a contratar otros medios extras que resultarían muy caros.

Al contratar un seguro para estos casos, hay que discernir muy bien entre las coberturas que ofrecen las distintas compañías de seguros, porque no todas garantizan lo mismo. Las hay que sólo te aportan el pago de las facturas justificadas por los incidentes ocurridos, sin nada más. Es muy conveniente, sin embargo, que el asegurado pueda contar con asistencia telefónica por parte de la compañía en cualquier momento, para que no se sienta desvalido en una situación tan apurada y para ayudarle a realizar los trámites necesarios.

En caso de viajar fuera del territorio nacional, los seguros online ofrecen interesantes ventajas. Entre ellas, cabe destacar la posibilidad de acceso en cualquier momento y desde cualquier lugar, sin tener que desplazarse a la oficina en cuestión; la facilidad para consultar toda la información; o el precio, ya que con este sistema las aseguradoras ahorran costes de personal o alquiler de local.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, este tipo de seguros online carece de servicio de gestión o asesoramiento. No ocurre así en el Seguro de MAPFRE Salud que, además de asesoramiento telefónico, dispone de médico online, que proporciona orientación médica, pediátrica y psicológica siempre que se necesite y desde cualquier lugar.
Back to top