Skip to Content

Donaciones de leche materna, ¿en qué consisten?

mujer dando el pecho a su hijo en una cama
Aunque muchas madres encuentran ciertos problemas para dar el pecho a sus hijos, lo cierto es que la leche materna es considerada un alimento mucho más completo que otras opciones artificiales. Este líquido contiene proteínas, anticuerpos, grasas y otros nutrientes que permiten que el pequeño crezca sano, previniéndole de algunas enfermedades y potenciando su desarrollo neurológico y visual. 
 
En los últimos tiempos han proliferado los bancos de leche materna gestionados por hospitales u otras instituciones sanitarias con el objetivo de ofrecer este alimento a los bebés prematuros, los que nacen con poco peso o con algunas enfermedades concretas y que por ello no pueden ser nutridos por sus madres. De esta forma se asegura un sustento natural para todos los recién nacidos que lo necesiten, priorizando siempre la selección, la extracción y el procesamiento de la leche en unas condiciones óptimas y seguras. 
 

¿Cómo funcionan los bancos de leche materna? 

Estos centros especializados se pueden encontrar en las distintas provincias de la geografía española. Todos tienen en común el trabajo de concienciar a la sociedad sobre los beneficios de la lactancia materna y al mismo tiempo, hacer de intermediarios entre las mujeres que quieren donar y los bebés que necesitan esta leche. 
 
Aunque cualquier madre que esté amamantando a su bebé puede ser donante, los bancos realizan una selección previamente para garantizar que todas las mujeres reúnen una serie de requisitos. Normalmente es necesario completar un cuestionario para conocer si padece alguna enfermedad, tiene algún hábito perjudicial para la salud, etc. También es preciso someterse a un análisis de sangre para confirmar si existen ciertas afecciones. 
 
A grandes rasgos se trata de que las mujeres que vayan a realizar la donación de leche materna tengan una lactancia regular, sigan una vida saludable y no presenten ningún problema de salud grave. 
 
Las mujeres que están interesadas pueden donar la cantidad que deseen y durante el periodo de tiempo que consideren. Para comenzar simplemente hay que acudir a alguno de estos centros para iniciar los trámites, teniendo en cuenta que deben haber transcurrido al menos 3 o 4 semanas desde el parto para que las tomas del bebé estén establecidas. 
 

¿Cómo se realiza la recogida de la leche materna? 

Las madres que decidan donar su leche deben extraerla, bien en casa o en el propio banco. Para ello se utiliza un sacaleches convencional que el propio centro facilita y posteriormente se guarda en unos recipientes específicos para congelarse durante un máximo de 15 días. Antes de que transcurra este periodo es necesario llevar la leche materna al centro. 
 
En cualquier caso, en todos los centros se habilita un grupo de profesionales para ofrecer toda la información necesaria y resolver cualquier duda que surja al respecto. 
 
Una vez que el alimento ha llegado al banco de leche, se descongela y se realiza un estudio microbiológico en una muestra para descartar las donaciones que presenten alguna anomalía. Cuando la leche ya ha sido analizada se reparte en envases y se pasteuriza para guardarse congelada hasta el momento de suministrarla según la prescripción médica. 
 
En los bancos se toman todas las medidas de seguridad necesarias para que la leche materna conserve todos sus beneficios y evitar que se contamine con alguna infección. Además, siempre se respeta el anonimato de las mujeres que donan. 
Back to top