Skip to Content

¿Los seguros médicos cubren la cirugía plástica?

cirugía estética en una mujer
Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), en nuestro país se practican casi 400.000 operaciones de cirugía estética al año. Aunque esta es la modalidad más popular, lo cierto es que dentro de la cirugía plástica en un seguro médico también es muy importante destacar otra variedad que se conoce como reparadora. 
 
Las operaciones de estética tienen un coste muy alto y por ello, no están cubiertas por la Seguridad Social, salvo que existan problemas de salud detrás. Del mismo modo, las pólizas de salud tampoco contemplan este tipo de intervenciones, aunque al tener contratado un seguro es posible acceder a interesantes descuentos o al igual que en el caso anterior, realizar una operación de esta clase por problemas médicos. 
 

Cirugía plástica en los seguros médicos: estética y reparadora 

Tal como se desprende de lo que hemos comentado, existen importantes diferencias entre las dos clases de cirugía plástica. Por un lado, la cirugía estética se encarga fundamentalmente de mejorar la apariencia física de una persona. Aunque se pueda considerar una decisión banal, lo cierto es que en la mayoría de las ocasiones se realiza para solventar un problema de autoestima u otro psicológico. Es preciso aclarar que el sistema de salud público no ofrece este tipo de intervenciones y en el supuesto de los seguros médicos, lo habitual es que tampoco se cubran estas intervenciones.
 
Por otra parte, la cirugía reconstructiva o reparadora hace referencia a la parte de la cirugía plástica que se encarga de enmendar los posibles daños físicos que se hayan originado en el cuerpo como consecuencia de un accidente, una operación médica, una enfermedad, etc. En este caso, el objetivo es mejorar la calidad de vida del paciente a nivel corporal, sobre todo. A diferencia de la cirugía estética, la reparadora está cubierta por la Seguridad Social, así como también por los seguros de salud en función de las coberturas que se hayan incluido. 
 
Estas modalidades se engloban dentro de una categoría mayor que es la cirugía plástica. Como especialidad médica se encarga de modificar o mejorar cualquier parte del cuerpo, ya sea en su forma o en el plano funcional. 
 

La cirugía plástica en los seguros médicos privados 

A pesar de las diferencias en las operaciones de cirugía plástica, es bastante difícil establecer los límites entre lo que cubre un seguro de salud o no. Para salir de dudas, lo más recomendable es comprobar las condiciones particulares de la póliza y consultar con el servicio de atención al cliente de la aseguradora. 
 
Sin embargo, aunque los seguros médicos no incluyen entre sus coberturas la cirugía estética como tal, a veces incluyen servicios con condiciones económicas ventajosas para sus asegurados en distintos tratamientos de estética facial y corporal y depilación láser. 
 
Además de ello, los seguros de salud más completos también ofrecen formación y asesoramiento para dar soluciones a aquellos pacientes que sufren secuelas estéticas por alguna patología o tratamiento determinado después de padecer un cáncer, un accidente o una quemadura, entre otros casos. Asimismo, en muchas pólizas se contempla el tratamiento de carácter estético escleroterapia que se utiliza para tratar la esclerosis de arañas vasculares para hacerlas desaparecer o reducir su tamaño y aspecto. 
Back to top