Skip to Content

¿A qué especialista acudir en caso de alergia?

psicólogo privado y paciente en terapia
Al contar con un seguro de salud, es probable que en más de una ocasión se haya pensado en los servicios a los que se puede acceder más allá de las coberturas básicas de asistencia primaria y especializada. El psicólogo privado es una garantía que suelen ofrecer todas las compañías aseguradoras, aunque las condiciones suelen variar de unas a otras y en función de lo completa que sea la póliza. 
 
En la vida es normal que aparezcan situaciones más o menos graves que no sepamos gestionar de manera autónoma y, por lo tanto, necesitemos la ayuda de un especialista. Este experto no se encarga de solucionar los problemas personales, pero, en cambio, brinda las herramientas necesarias para que cada uno sea capaz de enfrentarse por sus propios medios a las circunstancias adversas. Dado que la salud mental es tan importante como la física, es importante saber de qué forma se puede disfrutar de este servicio en el ámbito de la sanidad privada. 
 

La psicología en los seguros de salud 

Como hemos comentado antes, el psicólogo privado es un servicio que no está presente en todos los seguros de salud del mismo modo, sino que depende de las coberturas y condiciones que se establezcan en cada caso. En el mejor de los supuestos es posible beneficiarse de esta especialidad de forma totalmente libre, aunque también se puede aplicar un copago por cada sesión. Independientemente de ello, el paciente siempre tiene a su alcance un amplio cuadro médico para elegir el profesional que mejor se ajuste a sus preferencias con reducciones interesantes en las tarifas. 
 
Si entre las coberturas de un seguro médico privado se encuentra la asistencia psicológica, lo más recomendable es revisar todas las condiciones de la póliza, especialmente los límites establecidos y las exclusiones. Dependiendo de si el seguro es con o sin copago, varía el número de sesiones, así como los trastornos que se pueden tratar. 
 
En el caso de los seguros de salud MAPFRE, en función de la modalidad seleccionada, los clientes cuentan con orientación psicológica que consiste en un servicio telefónico donde un grupo de profesionales reconocidos prestan todo el apoyo que necesiten los asegurados respecto a cualquier cuestión de tipo psicológica. 
 
También se ofrecen tratamientos de psicoterapia breve o terapia focal. Este servicio contempla las consultas con un psicólogo, hasta un límite máximo de 20 sesiones al año con carácter general y 40 si se trata de trastornos de la alimentación. Para acceder a esta cobertura es preciso que el tratamiento haya sido prescrito por un psiquiatra como complementario a alguna patología psiquiátrica. 
 
Además de disponer de un amplio cuadro médico, en el servicio de psicólogo privado es aún más importante la calidad en la asistencia, ya que la importancia de este tipo de atención es fundamental para el bienestar de una persona. Dado que los psicólogos de la seguridad social suelen tener largas listas de espera, merece la pena tener la tranquilidad de saber que se puede contar con ayuda especializada cuando más se necesita. 
 
Por otro lado, contando con un seguro de reembolso de gastos médicos, el asegurado puede elegir con total libertad el profesional y el centro al que desea acudir para el supuesto en el que prefiera ponerse en manos de un psicólogo que se encuentra fuera de la compañía aseguradora. De esta forma puede obtener entre el 80 y el 90% de los gastos originados, ya sea dentro de España o en cualquier parte del mundo. 
Back to top