Skip to Content

5 tips para lograr el balance energético

como lograr balance energético

Dieta, ejercicio, control de las calorías… Casi todas las acciones que se llevan a cabo para lograr un peso ideal y saludable, están relacionados con el objetivo clave que es lograr un equilibrio energético saludable. Aunque resulta una meta sencilla en la teoría, en la práctica son muchas las condiciones personales, sociales y ambientales que influyen como queda reflejado en estos 5 tips para lograr el balance energético.

Como premisa a estos 5 tips para lograr el balance energético y para facilitar su comprensión, es necesario definir qué es el balance energético que no es otra cosa, que el equilibrio entre lo que se ingiere y lo que se consume.

1. Análisis de la situación personal.

La primera tarea para empezar a trabajar por un balance energético favorable es analizar la situación personal. Es necesario que el individuo sea sincero con su realidad para detectar y acabar con las conductas que le separan del equilibrio energético y que, sin embargo, le acercan al sobrepeso y la obesidad.

2. Control de dieta.

La balanza que se quiere equilibrar tiene en un lado: el número de calorías que se ingieren. La alimentación es la fuente de energía del ser humano, por lo tanto, es indispensable apostar por una dieta equilibrada, completa y saludable en la que no falte ningún nutriente, pero en la que nunca sobren calorías extras que el cuerpo humano no va a necesitar o consumir.

3. Control del gasto energético.

En el lado opuesto a la comida, se encuentra el gasto calórico. Es difícil, señalar cuál es el gasto en calorías que cada persona realiza en su vida cotidiana; depende de muchos factores como la edad, el tipo de actividad laboral, sus hábitos de ocio… No obstante, como norma general y de acuerdo con las tasas de sedentarismo del mundo moderno, lo más probable es que la balanza esté desequilibrada por carencias de ejercicio físico, por ejemplo.

4. Revisión de los hábitos de salud.

Este es un consejo repetido y conocido, pero que aún resulta bastante poco practicado por la población general. Beber mucha agua, no ingerir alcohol, caminar, no fumar… el conjunto de los denominados hábitos saludables deben cumplirse y respetarse de forma habitual como parte de la vida diaria. Es clave para lograr el equilibrio energético.

5. Consulta con un profesional de la medicina.

Lo más recomendable, es contar siempre con el consejo y supervisión del médico del seguro de salud, su intervención será crucial a la hora de lograr el balance energético de una manera satisfactoria y segura para la salud, evitando riesgos e incluso caer en enfermedades. En principio, un doctor de medicina general será lo más adecuado aunque, según los casos y su diagnóstico, puede ser necesaria la intervención de dietistas o endocrinos.

Según reflejan estos 5 tips para lograr el balance energético, la ecuación de la salud es sencilla y pasa por lograr un equilibrio perfecto entre las calorías que se ingieren y las que se gastan. No obstante, serán necesarias grandes dosis de constancia, paciencia y disciplina para lograr y mantener siempre este balance.

Back to top