Skip to Content

¿Cubre el seguro de salud las pruebas de ADN?

Médico realizando estudios genéticos
Las pruebas de ADN han supuesto un avance médico sin precedentes y su aplicación en el ámbito de la salud cada vez es mayor. Cada persona nace con un patrón genético único que permite conocer las características propias. Gracias a ello se puede calcular quienes fueron nuestros ascendentes, las enfermedades a las que se somos proclives o ajustar el mejor tratamiento para problemas de salud.
 
El ADN puede ser obtenido de distintas partes del cuerpo como la sangre, las mucosas, piel o pelo. Son técnicas no invasivas y que gracias a las nuevas técnicas permiten ser la base para crear un estudio específico para cada persona. Las aplicaciones de las pruebas de ADN son muchísimas, pero destacan especialmente:
 
- Pruebas de paternidad: comprobación de quienes son los padres o madres del sujeto analizado. Muy extendida en el ámbito jurídico.
- Analizar qué enfermedades hereditarias se tiene riesgo de desarrollar en el futuro. Es posible conocer la predisposición de un paciente a tener enfermedades asociadas a alteraciones genéticas. De este modo se puede conocer si se corre riesgo de padecer algún tipo específico de cáncer, problemas hemofílicos, fibrosis quística, enfermedad de Huntington.
- Cribado prenatal. Usando técnicas no invasivas con el feto es posible calcular con mucha precisión el periodo de gestación y los riesgos de cromosomopatía.
- Creación de medicina personalizada para cada paciente. Nuestro organismo es único y puede que las medicinas que funcionan para otros pacientes no sean efectivas en nosotros o que incluso empeoren nuestra salud. Conocer la composición genética de cada individuo ayuda a desarrollar el mejor tratamiento posible para esa persona en concreto.
 
Como podemos comprobar, las pruebas de ADN son muy útiles y su uso será cada vez más extendido en el ámbito médico. La primera vez que se descodificó el ADN, antes de conseguir un resultado aceptable hizo falta mucho dinero y años de estudios (que, por cierto, fueron compensados con el Premio Nobel). Sin embargo, a día de hoy se pueden obtener resultados fiables en menos de un mes desde la realización del análisis. Debido a la importancia de este tipo de revolución, es interesante comprobar si las pruebas de ADN están incluidas en los seguros de salud.
 
Una aplicación frecuente de este tipo de estudios es en el diagnóstico genético preimplantacional, así como en el diagnóstico de algunos tipos de cáncer.
 
Las acciones de carácter preventivo siempre se deben individualizar, pero en líneas generales podemos decir que incluirán cirugía (mastectomía profiláctica, por ejemplo), quimioterapia (fármacos para reducir el riesgo) y diagnóstico precoz (pruebas de detección tempranas, por ejemplo, colonoscopia en cáncer de colon).
El Seguro Médico MAPFRE permite a los asegurados dirigirse con total libertad a los profesionales y especialistas de la salud, así como a los hospitales y centros médicos que necesiten en cada momento y en cualquier lugar del mundo.
Back to top