Skip to Content

Las ciudades más saludables de Europa

zona verde de una ciudad
Parques, zonas habilitadas para el ejercicio al aire libre, impulsar el uso de la bicicleta como medio de transporte, novedosos sistemas de reciclaje de residuos… Las ciudades de Europa que se consideran más sanas tienen todos o alguno de estos puntos en común y en ellas, sus habitantes pueden disfrutar de un nivel de vida más saludable que en otras regiones. Entre las ciudades más saludables de Europa se encuentran: 
 
  • Vitoria 
Esta ciudad del País Vasco es la única de España que ha conseguido el distintivo “Capital Verde” concedido por la Comisión Europea. Este galardón reconoce el esfuerzo que se realiza para mejorar el medio ambiente y configurar un progreso de calidad. 
En Vitoria se pueden encontrar multitud de zonas verdes de uso público, de tal forma que cualquier persona cuenta con una de ellas a menos de 300 metros de su domicilio. Otras medidas que han llevado a la capital de Álava a convertirse en una de las ciudades más sanas son la reducción de la contaminación lumínica, la disminución del consumo de agua en las viviendas o la protección de su flora y fauna. 
 
  • Essen
Esta ciudad alemana tiene el honor de recibir el emblema de “Capital Verde” en 2017. A pesar de ser una de las poblaciones con mayor número de habitantes de Alemania y tener un pasado ligado a la industria del carbón, desde hace bastantes años está trabajando para convertirse en una de las ciudades más amables y verdes en las que vivir.  
 
Los planes de Essen para conseguir ser una ciudad más saludable se enfocan en promocionar la biodiversidad, mejorar la calidad del aire y del agua o lograr un mayor provecho de la energía, entre otros. 
 
  • Estocolmo 
La capital de Suecia también consiguió el distintivo “Capital Verde” en el año 2010. Además de sus impresionantes parajes verdes que rodean a esta ciudad y las infraestructuras que potencian el uso de la bicicleta, en Estocolmo también llevan mucho tiempo poniendo en marcha innovadores planes para reducir la contaminación al máximo, mantener el agua más limpia y gestionar los residuos con el menor impacto posible. 
Al igual que en Vitoria, los habitantes de Estocolmo también pueden disfrutar de zonas verdes a menos de 300 metros de sus casas, y en cuanto al transporte público, todos los trenes y autobuses urbanos se mueven con combustibles renovables. 
 
  • Copenhague 
En esta ciudad, la bicicleta (tiene tal protagonismo que hasta los semáforos están ajustados al ritmo de este medio de transporte. Gracias también a los innovadores proyectos en ecología y empleo sostenible, la capital de Dinamarca consiguió en 2014 el título de “Capital Verde”. Su objetivo prioritario es trasladar la filosofía verde a cualquier sector de la ciudad, ya sea el empresarial, universitario, investigación, etc. 
 
  • Nantes 
En Francia encontramos otra de las ciudades más sanas de Europa, que consiguió el galardón “Capital Verde” en 2013. Al igual que otras, en Nantes se ha potenciado el transporte sostenible a través del uso de la bicicleta y del transporte público sobre todo. Gracias a las medidas adoptadas, los peatones cuentan con unas infraestructuras idóneas para poder pasear por el centro de la ciudad sin problemas, por dónde sólo pueden circular los tranvías eléctricos. 
 
Por suerte, en nuestro país cada vez se hacen más esfuerzos por situar a las ciudades dentro del ranking de las más saludables, como por ejemplo es el caso de Barcelona o Madrid, donde los carriles bici se van ampliando, ofreciendo incluso a los usuarios un sistema público de alquiler. Si te llama la atención esta forma sostenible de moverte, no dejes a un lado tu seguridad y desplázate siempre acompañado con tu seguro de bicicleta.
Back to top