Skip to Content

Imprevisto antes de viajar: ¿se puede cancelar el viaje?

mano sujetando una maleta
Cuando aparece la oportunidad de realizar un viaje para conocer otras zonas, no hay que dejarla pasar. Sin embargo, no sólo viajamos por placer, sino que los motivos de trabajo o estudios también llevan a hacer las maletas y comprar los billetes para marcharnos a otro lugar. 
 
A pesar de llevar bastante tiempo organizando nuestro viaje, puede darse el caso de que en el último momento surja un imprevisto que nos impida realizarlo. Entre las principales causas que provocan la cancelación de un viaje encontramos el hecho de estar enfermo, haber sufrido un accidente, condiciones meteorológicas adversas en el lugar de destino, así como por motivos de salud o fallecimiento de un familiar cercano. 
 
Teniendo en cuenta que no podemos prever al 100% lo que sucederá en los días previos, es fundamental contar con un seguro de cancelación de viajes para recuperar parte o todo el dinero que hayamos pagado para reservar alojamiento, desplazamiento, actividades, etc. 
 

Puntos a tener en cuenta para cancelar un viaje

  • En el caso de que hayamos contratado el viaje a través de una agencia, si la cancelación se debe a una causa de fuerza mayor, estamos en nuestro derecho de que nos devuelvan todo el importe. Aun así, la agencia de viajes puede reclamar una serie de gastos de gestión y de penalización en función de la antelación con la que se comunique la anulación del mismo
  • Los gastos de penalización por cancelar un viaje que puede exigir la agencia son del 5% si el aviso se realiza entre 10 y 15 días antes del viaje, 15% si se comunica entre 3 y 10 días de antelación, y 25% si se avisa en las 48 horas previas. Si el cliente no realiza el viaje sin comunicar nada a la agencia, está obligado a pagar el total. 
  • Para cancelar un hotel que hayamos reservado por nuestra cuenta, será necesario comprobar las condiciones de cancelación del propio establecimiento o de la página a través de la cual se haya realizado la gestión. Así, podemos encontrarnos con hoteles en los que podremos cancelar la reserva con tan sólo un día de antelación totalmente gratis y otros en los que perderemos la fianza o el importe de los días que el hotel establezca según el tiempo con el que avisemos. 
  • A la hora de cancelar un viaje, lo más probable es que tengamos que anular también los billetes de avión. Al igual que en el caso de los hoteles, cada compañía aérea establece sus propias normas y además, la cancelación también dependerá del tipo de vuelo que hayamos comprado. Si la tarifa que elegimos cuando compramos el billete es flexible o incluía un seguro de cancelación, es probable que no tengamos ningún problema para cancelar el billete o cambiarlo por otro. 
 

¿Por qué contar con un seguro de cancelación de viajes? 

Como hemos comentado, aunque es posible cancelar un viaje, si no queremos perder el dinero que hemos invertido en su planificación, es importante contar con un seguro de viaje que cubra los gastos de anulación. Además, este tipo de pólizas también ofrecen una serie de coberturas para los viajeros, como asistencia médica, pérdida de equipaje o alojamiento si fuera necesario. 
 
Por norma general, los seguros de cancelación de viajes contemplan diferentes escenarios en los que el cliente se vea obligado a anular su escapada: por causas familiares y motivos de salud, requerimientos oficiales, causas de trabajo u otras extraordinarias.
Back to top