Skip to Content

Qué especies puedes encontrar cuándo vas de caza por España

ciervo enfocado con un objetivo
Desde que nuestros antepasados comenzaron a cazar para poder alimentarse, esta actividad ha experimentado algunos cambios. Ha pasado de ser una alternativa para subsistir hasta convertirse en un deporte que se relaciona básicamente con el ocio. 
 
Los amantes de la caza pueden encontrar en España algunas especies animales únicas, como por ejemplo la cabra hispánica, también denominada cabra montesa o íbice ibérico. El rico ecosistema de nuestro país permite que la práctica de la caza se mantenga estable a pesar de los vaivenes que ha experimentado en los últimos años. 
 
En el Real Decreto 1095/1989 se especifican las diferentes especies animales de caza y pesca que pueden ser capturadas y además, también se recogen las normas que es necesario seguir para su protección. Sin embargo, no todos los animales reflejados en esta norma pueden ser cazados, sino que cada comunidad autónoma debe autorizar de forma expresa las especies que están permitidas en base a dicha ley. 
 

Especies animales de caza mayor 

  • Corzo. 
  • Jabalí. 
  • Ciervo. 
  • Macho montés. 
  • Gamo. 
  • Rebeco. 
  • Sarrio. 
  • Arruí. 
  • Lobo. 
  • Boc Balear. 
  • Muflón. 
  • Venado. 

Especies animales de caza menor 

  • Perdiz. 
  • Paloma. 
  • Codorniz. 
  • Conejo. 
  • Liebre. 
  • Agachadiza. 
  • Anade. 
  • Avefría. 
  • Cerceta. 
  • Estornino. 
  • Focha. 
  • Gaviota. 
  • Grajilla. 
  • Pato. 
  • Porrón. 
  • Tórtola. 
  • Urraca. 
  • Zorzal. 
  • Zorro.

¿Cómo practicar la caza sin causar daños en la naturaleza? 

Lejos del debate que suscita esta actividad, existen algunos puntos que se deberían seguir por parte de quienes practican la caza para que el impacto en el entorno sea el menor posible:
 
  • Lo primero y más importante es respetar la ley. Un cazador debe asegurarse que la especie que va a cazar no se encuentra protegida, que las municiones que utiliza están permitidas, así como no recurrir a elementos de caza ilegales como venenos, cepos, etc. 
  • Se recomienda decantarse por aquellas especies animales que no estén en peligro de extinción y siempre atendiendo al número de animales que se cazan para no comprometer su capacidad de reproducción. 
  • Se debe evitar la caza que se realiza a animales que han sido específicamente criados para dicho fin. Esto puede llevar a una actividad sin control con los múltiples perjuicios que causa en el medio ambiente. Es necesario practicar la caza atendiendo a las circunstancias de las especies animales silvestres en lugar de satisfacer únicamente las demandas de los cazadores. 
  • El entorno en el que se practica la caza debe cuidarse de forma correcta para no deteriorarlo y que afecte a la supervivencia de los animales. Debe existir una concienciación a nivel general para cazar respetando las zonas donde se realiza. 
  • Es preciso practicar este deporte sin perjudicar a otras especies, ya sean los mismos perros de caza u otros animales que vivan en el entorno. 
  • Lo ideal sería que la caza se relacionase con otras actividades vinculadas a la naturaleza. De esta forma se podría preservar el ecosistema con una mayor voluntad y se potenciaría una caza de calidad. 
Además de conocer cuáles son las especies animales de caza que predominan en España y cómo se podría practicar esta actividad de una forma más responsable, también hay que saber que es obligatorio en todo el territorio nacional contar con un seguro de caza para realizar este deporte. 
Back to top