Skip to Content

Principales características de los hoteles que no admiten niños

hoteles sin niños

Existen muchas formas de viajar y disfrutar de unas vacaciones, por lo que en el sector turístico ya se ofrecen posibilidades para todos los gustos. Hay a quién le gusta viajar en familia y con sus hijos, quienes quieren viajar con amigos o a los que les gusta estar solos con su pareja. Por este motivo, desde hace unos años, en nuestro país existen establecimientos que no permiten la entrada a los hijos o acompañantes de los clientes a partir de una cierta edad para que sus huéspedes puedan estar más tranquilos. Aquí os mostramos las principales características de los hoteles que no admiten niños por si estás barajando esta opción. 

No están únicamente destinados a viajeros que no tengan hijos o que estos ya hubieran abandonado el hogar desde hace años, sino también a parejas que necesiten un tiempo de relax y hayan dejado a los más pequeños con otros familiares o en un campamento de verano, entre otras opciones. Los clientes que eligen estos hoteles suelen ir buscando, además de tranquilidad, detalles más cuidados en cuanto a instalaciones, así como en lo que respecta a la gastronomía. Suelen incluir servicios adicionales como spa, sauna o actividades destinadas a adultos. Son el destino elegido por personas que quieran disfrutar de sus días de descanso y a los que no les importe pagar un poco más por la tranquilidad que les ofrecen.  

Por regla general, una de las principales características de los hoteles que no admiten niños es que no permiten que menores de 18 años duerman en sus instalaciones, aunque algunos hoteles permiten la entrada a partir de los 15 o 16 años, por lo que es importante consultar las restricciones establecidas en cada uno de ellos.

Si estás pensando en realizar un viaje y quieres descansar sin el revoloteo de niños pequeños a tu alrededor, estar tranquilos a la hora de comer o dormir plácidamente sin escuchar el lloro de un bebé, esta es una muy buena opción. Puedes encontrar el establecimiento que mejor se ajuste a sus circunstancias a través de los buscadores o informándote en la web de las diferentes cadenas hoteleras en las que indican, además de cuáles son los alojamientos destinados a personas adultas, las principales características de los hoteles que no admiten niños.

Back to top