Skip to Content

¿Qué son los seguros de cancelación?

vuelo cancelado
Antes de empezar, cabe diferenciar los dos tipos de cancelación: uno puede ser por los propios organizadores y factores ajenos al titular del seguro. Un ejemplo de esto es el reembolso del billete de avión en los Seguros de Viaje MAPFRE. El segundo tipo de cancelación se debe a la imposibilidad de asistir del titular del seguro al evento. A estos últimos se les conoce como seguros de cancelación y son muy frecuentes al comprar, por ejemplo, un abono para un festival de verano.
 
Muchas empresas de ventas de entradas se han dado cuenta de que ofreciendo este tipo de seguros aumentaban sus ventas, ya que cubren parte de la incertidumbre que consiste en comprar entradas con mucha antelación.
 
Así, cubren todas las cuestiones ajenas a nuestra responsabilidad que nos impidan acudir a un concierto: un atasco, averías en el coche, retrasos en el transporte,  una reunión o viaje de trabajo, hospitalización… siempre y cuando se pueda demostrar fehacientemente antes del evento. Para ello, suelen requerir un documento que demuestre que no pudimos acudir al evento por motivos imperiosos y ajenos a nuestra voluntad.
 

Compra directa al comprar las entradas

Muchos de los portales que ofrecen estas entradas permiten contratarlo en eventos organizados en España cuyos promotores decidan incorporarlo. Estos organizadores pueden elegir el tipo de seguro: uno a todo riesgo o uno estándar. 
 
Además, en caso de que no puedas ir, esas entradas no se quedarán en un limbo sin usarse, sino que serán puestas a disposición del público, para que otra persona pueda disfrutar de ese concierto, obra de teatro o festival.
 
Pero estos seguros no se limitan únicamente a eventos culturales que precisan de una entrada. En los seguros de viajes se puede incluir una cobertura de cancelación de viaje, que suele ser bastante amplia (nadie anula un viaje por capricho) a precios reducidos. 
 
Los límites de estas coberturas están determinados por el precio del seguro, a partir de cierto precio no se podrán hacer cargo las empresas por la cancelación. Es importante encontrar el equilibrio entre el tipo de viaje que haremos y las actividades contratadas con el precio del seguro. Pagar en exceso o en defecto no tiene demasiado sentido.
 
Es importante, sin embargo, que se guarden todos los recibos de gastos y excursiones que contratemos, pues son los que demuestran el tipo de devolución a realizar en caso de que se cancelen. 
 
Igual que con los eventos, los motivos de cancelación no pueden ser voluntarios, y se tienen que demostrar antes de anular nada. La enfermedad propia o de un familiar, un requerimiento judicial, un despido o incorporación a un trabajo, un siniestro en casa o un robo de documentación son solo ejemplos, pero todos son motivos de peso a la hora de cancelar un viaje.
 
Así que si has contratado un viaje o un evento con mucha antelación y no sabes si podrás asistir o tendrás que cancelarlo, puedes respirar tranquilo sabiendo que existen productos específicamente diseñados a combatir la incertidumbre. Contacta con tu aseguradora e infórmate de su oferta si estás interesado en adquirir uno de estos seguros y hazlo antes de realizar ninguna reserva.
 
Así, si surge cualquier imprevisto cuando falte poco para el evento, podrás tener la garantía de que tu dinero no se ha perdido y que tu aseguradora lo devolverá íntegro. Para que puedas viajar o ir a un evento cuando te cuadre mejor.
Back to top