Skip to Content

¿Cuándo puedo utilizar el retorno anticipado?

Los seguros de viaje cubren, dependiendo del tipo de póliza contratada, la compañía que nos ofrezca el servicio y los límites y exclusiones establecidas en el condicionado de la misma, aquellos percances que nos puedan ocurrir durante un trayecto. Sin embargo, también existen circunstancias ajenas a nosotros que pueden provocar que tengamos que volver a casa antes de lo previsto. En estos casos, ¿cuándo puedo utilizar el retorno anticipado?

Las compañías pueden hacerse cargo de los gastos originados por la vuelta del cliente antes de tiempo en aquellos casos en los que fallece un familiar directo aunque, para ello, debes presentar los justificantes y documentos que certifiquen este hecho, en este caso el certificado de defunción. También se aplica en aquellos casos en los que nuestro ser querido sea hospitalizado, con una duración de una serie de días especificados por la entidad aseguradora.  

Por otro lado, ¿cuándo puedo utilizar el retorno anticipado si algo le ocurriese a mi hogar? Si estas en una localidad o país diferente a donde está situada tu vivienda y se produce un siniestro grave en tu residencia habitual o en locales profesionales, como incendio, explosión, inundación o robo, en los que sea imprescindible tu presencia, la compañía se hace cargo de los gastos por desplazamiento urgente. En estos casos deberás aportar los justificantes relacionados, es decir, el informe del servicio de bomberos o la denuncia presentada a la policía, entre otros.

Debes revisar si tu póliza cubre la reanudación del viaje en caso de que hayas tenido que volver anticipadamente a tu lugar de residencia. En estos casos, el seguro cubre los gastos de vuelta al mismo lugar donde te encontrabas antes de que se produjese el siniestro. 

Es recomendable además de saber cuándo puedo utilizar el retorno anticipado, que revises las coberturas a las que tienes derecho y compares los precios y los beneficios que te ofrecen los diferentes tipos de seguros de viaje para saber en qué casos puedes contactar con la compañía. No deben faltar en tu póliza la garantía de asistencia sanitaria, la cobertura de cancelación de viajes y de defensa jurídica.

Back to top