Skip to Content

¿Estoy cubierto por el seguro de viaje si buceo?

persona buceando en un arrecife
Cada vez es más habitual planificar excursiones durante las vacaciones que se salen en cierto modo de la norma, nos referimos a las actividades o deportes de riesgo. Si en tus próximas vacaciones estás pensando realizar un viaje de buceo, el seguro es sumamente importante. En concreto, es recomendable contratar una póliza de viajes de aventura que ofrece una serie de coberturas específicas para estar protegido al sumergirse bajo el mar.  
 

Coberturas del seguro de viaje de buceo 

Estos seguros combinan las garantías habituales con las que se quiere contar en cualquier viaje, junto con otras específicas para aportar tranquilidad mientras se realiza un deporte de riesgo: 
 
  • Rescate
  • Asistencia a personas que además de la asistencia médica, también cubre la repatriación o prolongación de la estancia por enfermedad, accidente o fallecimiento del asegurado desplazado. 
  • Compensación por pérdida definitiva, extravío, destrucción o demora del equipaje facturado en vuelo. También se incluye la localización y envío de las pertenencias personales. 
  • Indemnización por los retrasos que se produzcan en la salida del avión y por overbooking. 
  • Reembolso de los gastos en caso de cancelación del viaje contratado. 
 

Consejos para evitar accidentes buceando 

A priori, cualquier persona puede practicar buceo, sin embargo, hay una serie de medidas de que debes llevar a cabo si quieres bucear:
 
  • Es obligatorio aportar un certificado médico antes de iniciarse con un curso. El motivo es prevenir la aparición de ciertas patologías que se pueden llegar a manifestar bajo el agua.
  • La persona interesada deberá someterse a un examen médico especializado, dicho reconocimiento debe realizarse en un centro especializado en actividades subacuáticas. Además, debe repetirse de forma anual en el supuesto de los buceadores y buzos profesionales. Si se trata de aficionados, estas pruebas han de realizarse cada dos años. 
  • Es imprescindible hacer un curso para bucear por primera vez. No está permitido hacerlo sin contar con una certificación y, al mismo tiempo, es imprescindible adquirir los conocimientos básicos para practicar este deporte con seguridad. 
  • Es importante realizar el curso con un club o federación donde estén totalmente capacitados. Es importante que cuenten con alguna de las certificaciones más conocidas, como PADI o SSI, lo que garantiza que se trata de programas formativos diseñados especialmente para el aprendizaje del buceo. 
  • Por último, es necesario que durante la práctica del buceo se utilicen los equipos adecuados, como trajes de neopreno, tanques de oxígeno, gafas, etc.
 
Aunque los riesgos siempre están presentes cuando se opta por vivir una experiencia diferente, se puede contar con el seguro adecuado para disfrutar con total tranquilidad
Back to top